Amor a la camiseta

Amor a la camiseta

PLAYERS of life
20 noviembre, 2016

Por Kuiny Ramírez
Ya pasó tiempo desde que supimos que nuestro equipo no estaría en la fiesta grande del futbol mexicano; ya pasó aun más desde que nos dimos cuenta de que necesitábamos otros refuerzos para poder encarar este torneo que termina y el que inicia el próximo año.
    Por otro lado, no hubo necesidad de que terminara el torneo para que hubiera cualquier cantidad de chismes sobre la estadía de unos o llegada de otros. Sencillamente, me queda claro que la mente de muchos jugadores no está en el equipo, en la institución a la que se deben, la que les paga.
    “Pulpo” González se fue; Agustín Marchesín, de haberse dado la oportunidad, lo hubiera hecho; otros jugadores ni siquiera se sabe dónde traigan la cabeza, como Ulises Dávila, o Bryan Rabello por mencionar algunos. No digo que todos estén tan desenganchados con el equipo, no digo que no corran, que no suden en los entrenamientos o juegos, sencillamente no sienten pasión por los colores. Santos Laguna es equipo “de paso” para ellos y la verdad no entiendo por qué, muchos de ellos ni siquiera tiene el nivel para estar en este equipo, sin embargo, se les paga como profesionales.
    Esa situación me llama mucho la atención, de haberse concretado lo de “Marche” hubieran salido del equipo dos titulares, ¿no debe haber un tipo de código, de compromiso semestral, o mínimo ética profesional mientras dura la actividad del equipo en la liga, para hablar de traspasos, ventas, prestamos? Si dos piezas fundamentales de tu equipo titular están en plenas negociaciones para irse del equipo a la jornada 5 del torneo, ¿qué ejemplo le dan los demás?, ¿cuál es el compromiso hacia la institución o hacia sus compañeros? Ya ni siquiera digo compromiso con la afición.
    No entiendo muchas cosas, ¿quién determina los códigos de ética profesional? Es una incongruencia que dejes a tu equipo a medio torneo, ya sea que convenga porque el jugador tiene muy mal rendimiento o problemas de actitud, o por otro lado, porque el ingreso económico ayudará mucho a las finanzas del equipo.
   ¿Qué pasa con la planeación?, ¿no importa que se perjudique el torneo que se está jugando?, ¿cómo le dices al técnico?, ¿cómo sustituyes?, ¿cómo es posible que durante la competición estés negociando tu salida?, ¿quién va a estar realmente comprometido?, ¿ese es el ejemplo que se le da a Rivas, Arteaga, Cisneros, a toda la cantera de Santos Laguna? Al diablo con el equipo, véndete al mejor postor.
    Dicho lo anterior, ¿quién realmente está comprometido? Muy a pesar del circo que se armó, donde se supone que salen a dar la cara, son contados los jugadores que mantuvieron su nivel (Izquierdoz, Molina, Araujo) y aun así es cuestionable, más el talento que está surgiendo de las divisiones inferiores como Rivas y Arteaga: cinco de un equipo de 11 titulares y 20 aproximadamente como plantilla.
    Ahora, ¿cómo va a existir compromiso, si desde que se visualiza una contratación no hay congruencia? ¿cómo habrá compromiso y amor por la camiseta, si están pensando en contratar a un jugador que ha causado tanta polémica por hablar mal de nuestra institución y su afición? Realmente me preocupa mucho ese departamento de “inteligencia deportiva”, tuvieron cuatro meses para prever la salida de Marchesín, ¿y salen con estas tonterías?, ¿no pudieron ir a  Sudamérica y traer talento en esa posición? Santos lo ha hecho durante años, lo acaba de hacer Aguascalientes, Querétaro y Puebla.
    Cuántos porteros han venido dando buenos resultados, excelentes resultados en casos específicos. Sin embargo “huevonamente” inteligencia deportiva pone en riesgo a su mejor jugador, Molina,  para sustituir la salida de Marchesín.
    Inteligencia deportiva: ¿No sale más barato ir por un portero a Sudamérica y no arriesgar tu media cancha?, ¿nunca se le dará la confianza a Julio? Si se va el portero y se va el contención, que junto a Izquierdoz son los de más personalidad, ¿no habrá problemas de liderazgo el próximo torneo?, ¿no se supone que es el torneo que más atención debe tener por los problemas de descenso?
    Planean vender a dos de los mejores jugadores y traen a uno que ademas es odiado por la afición, ¿dónde viven ustedes, inteligencia deportiva? Sinceramente, ¿a quién le van?
    Es muy difícil pensar de manera básica y lógica, se requiere un verdadero armador en media cancha, un goleador probado (no promesas), si vas a vender a tu portero, sustitúyelo, no involucres a otro jugador, ve por los intereses del Santos Laguna, no los de Monterrey.
    Inteligencia deportiva: si queremos jugadores que demuestren el amor por la camiseta empiecen ustedes por poner el ejemplo. Hagan las cosas teniendo como prioridad al equipo y su afición, en el inter solucionen lo económico, pero amen la playera, no manejan frutas y verduras de un autoservicio.
    Nos vemos en el Corona




ARTÍCULOS

RELACIONADOS

Una de las mejores alternativas para mantenerse en forma es el ciclismo, …

PLAYERS of life
20 diciembre, 2017

Un paso por la historia de sus diseños

Yovanna García
28 noviembre, 2017

Entender y analizar cómo funciona el método de transferencias de Santos Laguna …

Benito Arguijo
10 octubre, 2017

RELACIONADOS