Top 20 Películas 2017

Top 20 Películas 2017

Fernando Santoyo
8 enero, 2018

A continuación enumero una lista muy particular y personal sobre las 20 mejores películas que vi este 2017. Son solo filmes vistos del primero de enero del 2017 al 31 de diciembre del mismo año, ya sea en cines, festivales, VOD o DVD. Como siempre, esta lista es muy subjetiva de parte de quien la escribe, compárenla con la suya.
Faltan algunas cintas que sin duda se colarían como las que se perfilan a los Óscares de este año, incluida la que parece ser la obra maestra de Guillermo del Toro, The Shape of Water, pero desgraciadamente no han tenido su estreno en cines.
Así que de lo visto y sin orden en particular aquí van.
20. Fragmentado (M. Night Shyamalan)
El regreso definitivo de M. Night Shyamalan. Después de varios tropiezos hace un par de años, el director de origen hindú recompuso un poco el camino con el found footage Los Huéspedes, pero este año demostró que el mejor Shyamalan está de regreso con el que fue uno de los mejores thrillers del año, y parece que ahora si volvió para quedarse. Mención especial para James McAvoy, quien realiza una de las mejores actuaciones del año, así como uno de los mejores cameos del 2017 (y sí, me refiero a ese que sale al final).
19. Detroit (Kathryn Bigelow)
 

Desde que Kathryn Bigelow ganó el Oscar por The Hurt Locker (2008) sus demás proyectos han seguido esa estela de buen cine. En esta ocasión relatando los acontecimientos que dieron lugar a la peor revuelta civil en los Estados Unidos. Como siempre en el cine de Bigelow, la tensión y la excelente puesta en escena son su sello de distinción. Mención especial al trabajo que realiza el joven actor Will Poulter como el policía villano de esta historia.
18. ¡Madre! (Darren Aronofsky)

Una cinta que no dejó indiferente a nadie; hay quienes la amaron y hay quienes la odiaron, aunque el consenso final si destacó la audacia de su director al orquestar un film con un claro mensaje ecologista, disfrazado de thriller claramente religioso. Además, la actuación de Jennifer Lawrence probablemente es una de las mejores que ha brindado en su exitosa carrera.
17. Okja (Bong Joon-ho)
 

 
Otra cinta que llamó la atención por ser un estreno directo en Netflix, poniendo en tela de juicio en Cannes, al no pasar por las salas de cine convencionales. Haciendo a un lado ese estúpido señalamiento, esta aventura multicultural e internacional es un hermoso cuento de hadas moderno, emocionante y con un contundente mensaje ecológico y pro animales que tampoco deja a nadie indiferente. Además, su gran elenco y los estupendos efectos visuales que integran a Okja junto a los demás protagonistas humanos son otro de sus grandes alicientes.
16. ¡Huye! (Jordan Peele)
 
La sorpresa independiente del año. Ganó más de diez veces su presupuesto y supuso el debut del cómico Jordan Peele en la dirección. El relato de suspenso y su peculiar humor la colocaron además como una de las cintas más originales del año. Seguramente en unos años se le recordará ya como un clásico de culto del nuevo milenio. Mención especial a su sub trama racista que se acomoda de maravilla a los tiempos que se viven hoy en día en los Estados Unidos con su presidente.
15. El sacrificio de un ciervo sagrado (Yorgos Lanthimos)

Yorgos Lanthimos vuelve a estar en este conteo después de que el año anterior estuvo por La Langosta. Con un estupendo Colin Farrell al frente del reparto y secundado por la no menos esplendida Nicole Kidman, nos entrega una cinta de difícil digestión, en esta ocasión con una trama densa y aterradora que va subiendo la tensión en el público de manera pausada, pero muy efectiva. Es una película que envuelve al espectador a pesar de que plantea muchísimas preguntas que no siempre son respondidas, pero ahí radica su grandiosidad, ya que al no responder automáticamente responde todo. Suena complicado, pero hay que verla para entender esto.
14. Star Wars: Los últimos Jedi (Rian Johnson)
 

 
Amada por muchos, odiada por otros cuantos. La realidad es que estamos ante la cinta de Star Wars que más se ha alejado del molde, y ya solo por eso merece su recomendación. Independientemente del bando al que se pertenezca (los fans o sus detractores) no se puede negar ante nadie que es un film emocionante y que sorprende minuto a minuto a los espectadores, para bien o para mal. Por si fuera poco, también contiene algunas de las mejores secuencias de acción de la saga.
13. La Villana (Jung Byung-Gil)
 

 
Otra de las grandes películas de acción del año. Fácilmente tiene dos de las mejores cinco secuencias de acción del año, incluso de la década. Sus primeros diez minutos y sus últimos veinte son un portento visual, emocionante, violento y sorprendente, sobre todo por una ejecución que parece imposible. La trama no es nada del otro mundo (con ciertas reminiscencias a Nikita) y un tanto enrevesada, pero al final su aspecto visual se impone para bien y la convierte en un casi seguro clásico de la acción en el futuro. Que no se sorprenda nadie si le hacen un remake gringo, aunque dudo que alguien logre igualar el aspecto visual de esta.
12. Manchester junto al mar (Kenneth Lonergan)

La historia a simple vista parecería ser cualquier drama familiar más, y tal vez lo es, pero gracias a su excelente elenco sobresale de la media. Es gracias a Casey Affleck (quien aparece por partida doble en este recuento) y a Michelle Williams (que con una sola escena logra conmover al público hasta las lágrimas) que los espectadores tienen un nudo en la garganta con la historia de un pobre hombre que lo ha perdido todo y aún así tiene que ser el sostén no solo económico, sino también emocional, de un joven de 16 años que va destinado al mismo miserable destino. Merecidísimo Oscar el que le dieron por esta película al menor de los hermanos Affleck.
11. Eso (Andy Muschietti)

 
Con la enorme sombra de la amada miniserie de los noventas, Andy Muschietti tenía aquí una labor complicada, también porque el libro base escrito por Stephen King es uno de los más queridos por el público ávido del terror en todo el mundo. La verdad es que Muschietti pasó la prueba con creces: no solo armó un perfecto grupo de niños, quienes llevan todo el peso de la trama y son de lo mejor del conjunto, sino también porque realizó algunas de las mejores escenas y postales del cine de terror de este 2017. Si la miniserie con todo y sus defectos se ganó un lugar muy especial en varias generaciones, sin duda esta nueva cinta también tendrá su lugar muy especial en el futuro.
10. Logan (James Mangold)
 

Por mucho, la mejor cinta de superhéroes del año, y seguramente una de las mejores desde The Dark Knight (Christopher Nolan, 2008). Hugh Jackman y el director James Mangold despiden a este querido personaje por todo lo alto, con un film que mezcla de maravilla el western con el cine negro y con lo mejor del cine de superhéroes. Puntos extras porque la historia no se tentó el corazón con la violencia y los temas adultos, aspectos que sin duda la hicieron más redonda. Ojala muchas más películas de superhéroes sigan el camino que aquí se tomó.
9. Baby: el aprendiz del crimen (Edgar Wright)

 
Después de su polémica salida de Ant-Man (Peyton Reed, 2015) Edgar Wright se puso manos a la obra en esta peculiar cinta. La que podría ser su obra maestra hasta el momento, y revisando su filmografía, esto créanme, es bastante decir. Un film de acción en el que la música, los coches, el humor y la emoción convergen en un coctel que deja satisfechos hasta a los más exigentes espectadores. Algunas de sus secuencias de persecuciones y huidas se instauraron inmediatamente en el pódium de escenas de este tipo de la historia del cine, sobre todo por ese peculiar tratamiento que se le da con el acompañamiento de la música en cada una de ellas.
 
8. Brawl in cell block 99 (S. Craig Zahler)
 
 
Un thriller crudo, desesperanzador y deprimente que resulta un estupendo homenaje al cine B de los setentas, al famoso Grindhouse. Vince Vaughn demostrando que no solo es un bufón y que realmente es un buen actor, violencia impactante y un final que deja un nudo en la garganta, pero que al final de cuentas logra que la odisea del personaje principal se nos quede grabada para siempre. No apta para estómagos débiles, pero para los fans de este tipo de cine sin duda resulta una fantástica experiencia. Definitivamente S. Craig Zahler es un director a seguirle la pista, después de Bone Tomahawak (2015) y esta, se ha ganado ese derecho. Su siguiente proyecto con Mel Gibson y una vez más Vince Vaughn, debe de estar en la lista de lo más esperado del próximo año, y más al saber que es una cinta sobre policías corruptos.
 
 
7. Blade of the Immortal (Takashi Miike)
 
 
La película número 100 de Takashi Miike demuestra que el genio japonés sigue igual de incisivo y certero tras la cámara, como antes. Una vez más nos receta un cuento de samuráis salpicado de violencia y su acostumbrada extravagancia. Si hace no mucho nos había emocionado y divertido con 13 Asesinos (2010), en esta ocasión vuelve a esos mismos terrenos alocados (repugnantes por momentos), violentos e ingeniosos, que han sido la constante de su variada y brillante carrera.
6. Otro día para matar 2 (Chad Stahelski)
No hay duda, la mejor película de acción del año es ésta. No solo logró superar a su antecesora, sino que también se instauró automáticamente como una de las mejores películas de acción de la década. Keanu Reeves es perfecto como el lacónico ex asesino John Wick, su presencia hace que el filme se eleve y su pericia para las escenas de combate y con armas se amalgaman a la perfección con las vistosas y espectaculares secuencias que orquesta su director Chad Stahelski, quien por mucho es uno de los mejores directores de acción de la actualidad. Su pasado como Stunt lo hace un experto en estas secuencias y eso hace que por esa razón sus escenas sean claras, concisas e impactantes.
5. Sin nada que perder (David Mackenzie)
 
 
Taylor Sheridan es hoy por hoy otro de los nombres a seguir en la industria de Hollywood, ha escrito los guiones de Sicario (Denis Villeneuve, 2015), esta que nos ocupa, y apenas este año escribió y dirigió la más que digna Wind River, protagonizada por Jeremy Renner. Precisamente el guión de esta cinta es una de sus principales virtudes, aunado a las excelentes actuaciones de todo el elenco, encabezado por Ben Foster, Chris Pine y Jeff Bridges. La trama sobre dos hermanos que roban bancos para salvar el patrimonio de uno de ellos, y son perseguidos por un cansado pero eficaz Ranger, no solo es una metáfora de la situación económica de los Estados Unidos, sino también es un estudio de carácter de los tres personajes principales. Además se da el lujo de ser un film dinámico y asfixiante.
 
 
4. La La Land (Damien Chazelle)
 
 
El máximo fenómeno cinematográfico de principios de año, un musical que no teme ser una carta de amor a la ciudad de Los Ángeles y sobre todo, a esa gente que tiene sueños y sus metas se enfocan en el medio artístico. Después de la excelente Whiplash (2014) Damien Chazelle se embarcó en este proyecto en el que decidió volver a juntar a la exitosa pareja de Ryan Gosling y Emma Stone, esta última decisión marcaría por completo el proyecto, pues ambos actores desprenden una química difícilmente igualada por otra pareja en la actualidad en Hollywood. El resultado final es una cinta hermosa una montaña rusa de emociones que no sigue una época específica, pero que sin duda remite a grandes clásicos como Los Paraguas de Cherburgo (Jaques Demy, 1964), con la cual guarda muchas similitudes no solo estilísticas. Lo mismo pone una sonrisa en el rostro que arranca algunas lágrimas.
 
 
3. Blade Runner 2049 (Denis Villeneuve)
 
 
La tarea de traer de nuevo esta historia, que en su día no fue apreciada, no era una misión fácil y seguramente muy pocos directores hubieran sido capaces no solo de respetar la herencia de la anterior, sino de mejorarla y brindar una de las mejores películas del año. El resultado final obviamente impresiona, porque se logró algo que hoy en día en el mundo del Hollywood que solo busca hacer dinero con secuelas innecesarias parecía imposible: tomar una obra maestra de material base y con ella hacer otra, sin pretensiones innecesarias y visualmente impresionante como tenía que ser viniendo de donde viene. Lo que hace Denis Villeneuve aquí es digno de enmarcarse, pues emociona y sorprende en partes iguales y todavía se da el lujo de recetarnos una historia profunda y poética, pero que en ningún momento decae en su ritmo
 
 
2. Dunkirk (Christopher Nolan)
 
 
Estamos aquí ante una master class de cine, Nolan nos entrega una de las mejores películas del 2017 y sin duda una de las mejores del género bélico. A pesar de que su duración no pasa de la hora cuarenta minutos, es un portento de emoción, una aventura que dejará sin aliento al espectador. La cinta dura lo que tiene que durar y está tan milimétricamente estructurada y pensada, que cada segundo cuenta y nada sobra ni falta.
 
1. Historia de fantasmas (David Lowery)
 
 
Por mucho una de las mejores películas del año. Una cinta única, con un argumento fascinante, profundo y muy creativo, ya que puede conjugar a la perfección lo sobrenatural con un desarrollo poético y pausado. Es un film con ideas hermosas sobre la vida, la muerte, el vacío espiritual y más conceptos que dejarán a cualquier espectador conmovido, demolido emocionalmente y pensando muy seriamente en lo que realmente significa el olvido. Por si fuera poco, los actores Casey Affleck y Rooney Mara, a pesar de tener relativamente poco tiempo en pantalla, realizan un excelente trabajo.
Estuvieron a punto de colarse en el Top: Barry Seal, solo en América (Doug Liman), Good Time (Ben Safdie, Joshua Safdie), Wind River (Taylor Sheridan) y Verónica (Paco Plaza).




ARTÍCULOS

RELACIONADOS

Una increíble fantasía romántica que conmoverá hasta al más cínico de los espectadores

Fernando Santoyo
14 enero, 2018

Una lista con lo mejor del año, ¿cuál te faltó por ver?

Fernando Santoyo
8 enero, 2018

Inspiración pura en pantalla

Yovanna García
7 enero, 2018

RELACIONADOS