Sociedad que no abandona

Sociedad que no abandona

Carlos Gregorio Ramírez Sánchez
5 octubre, 2019

Para nadie es ajeno hablar de calidad de vida, bienestar, seguridad, prevención. Y lo hacemos cuando se trata de la convivencia que desde el lugar que habitamos, sus alrededores, la ciudad donde vivimos y las actividades que desarrollamos en el día a día, porque lo que nos acontece condiciona nuestras decisiones.

Viene a cuento en virtud de haber tenido la oportunidad de leer un documento que publica el Banco Interamericano de Desarrollo (Nathalie Alvarado), como discurso de apertura de la Semana de la Seguridad Ciudadana 2019, celebrada en Washington, D.C., en Estados Unidos.

Destaca el escrito que toda transformación debe impulsarse desde adentro, de los liderazgos gubernamentales principalmente y la apertura a la reinvención con el fin de encontrar soluciones a las problemáticas que toda ciudad presenta y en particular cita una frase atribuible a un experto policial (William Bratton):

“Reducir el crimen no solo depende de tener buenos policías, sino también de una sociedad que no abandona y apoya sus poblaciones para protegerlas de la violencia”.

La violencia, que azota algunas ciudades y que se hace cada vez más presente en lugares que no se daban con tanta frecuencia crímenes, es un fenómeno complejo, multifactorial, de facetas diversas, que involucran factores institucionales, socioeconómicos y demográficos.

Preocupa lo anterior ya que no sólo es la actividad delictiva sino también la violencia que se manifiesta en la ciudad en sucesos que todavía nos asombran a algunos como lo es que los ciudadanos ya no solo insultemos a las autoridades sino que ya en franca la resistencia a la aplicación de la autoridad, con el fin de evitar multas o sanciones, se emprende a golpes a elementos de la policía o tránsito, por citar algunos casos, debilitando la percepción de que la seguridad sea sostenible en el tiempo.

Aunado a ello, la vulnerabilidad tanto en zonas de riesgo como en grupos de mujeres y jóvenes, que por diferentes causas son presa de la delincuencia o, en su caso, condenados por delincuencia, al investigar y conocer de los trabajos como el que cito, se descubren patrones comunes en las vidas, particularmente de los jóvenes, como lo es la violencia intrafamiliar, las drogas y el alcohol, además de la falta de oportunidades, que se agrava cuando el Estado no centra sus políticas en la raíz de esos problemas.

En el caso de las mujeres, es increíble que sea el hogar el lugar mas peligroso, que por resultado de la desigualdad y los estereotipos no se erradique la violencia de género.

El tema es amplio, el enfoque pretendido es estrecho, la intención es que la sociedad no pierda de vista la integración, la cohesión social, la importancia de vivir en comunidad y hacer de la frase referida una acción, no solo deseo.





ARTÍCULOS

RELACIONADOS

Valente nace en Matehuala, S.L.P., el día 21 de mayo de 1904, …

Fernando M. González Ruiz
17 junio, 2019

Valente nace en Matehuala, S.L.P., el día 21 de mayo de 1904, …

Fernando M. González Ruiz
31 mayo, 2019

Caminan a paso lento, como quien no tiene prisa por llegar. Vivir …

Diana Nápoles
24 mayo, 2019

RELACIONADOS