Cobra Kai

Cobra Kai

Nostálgica y divertida

Fernando Santoyo
25 mayo, 2018

Sin duda uno de los mayores íconos del cine ochentero es El Karate Kid (John G. Avildsen, 1984), una cinta deportiva que supo conquistar a varias generaciones, a tal grado de que aún hoy en día los más jóvenes suelen terminar encantados con el filme. Fue tal el éxito de la cinta que surgieron tres secuelas más y un remake en el 2010, producido por Will Smith (incluso repite como productor ejecutivo de esta serie) y con Jackie Chan en el reconocido papel del señor Miyagi, papel que hizo famoso al otrora cómico de Stand Up, Noriyuki “Pat” Morita, rol que incluso le dio una nominación al Oscar en 1985.

Es tan importante esta cinta en la cultura popular que ha sido parafraseada en múltiples películas, series y programas de televisión, incluso se podría decir que el germen de la serie de Cobra Kai fue aquel famoso capitulo de How I Met Your Mother en el que precisamente William Zabka, quien había interpretado al “villano” de la primera película, le cumple el sueño a Barney (Neil Patrick Harris) al conocerse y platicar con él del verdadero Karate Kid.

Ya en ese capítulo se exploraba la teoría de que el verdadero villano de la historia era Daniel LaRusso y no Johnny como siempre se había creído. Pues ese chiste que se dio en la exitosa serie cómica es en realidad la base de esta continuación en forma de serie del universo del film original de los ochenta. El estudio que le apostó a esta revitalización fue ni más ni menos que YouTube, quién por medio de su nuevo canal de paga YouTube Red es quién hizo realidad lo que muchos fans han esperado por más de treinta años; volver a ver cara a cara a Daniel y a Johnny.

 

 

Para continuar la historia ahora se nos presenta a Johnny Lawrence (William Zabka) como un perdedor total: vive en una pocilga, tiene un mal trabajo, está divorciado y tiene un hijo que lo odia; en general su vida es un desastre en gran parte por haber perdido aquel combate cuando era un joven. Por otro lado, Daniel LaRusso (Ralph Macchio) es un exitoso hombre de negocios, casado felizmente con una bella mujer, tiene una adorable hija y un hijo que cuando menos no lo odia. Además tiene una casa de ensueño, pero su mundo se tambalea cuando Johnny decide reencausar su vida al abrir de nuevo el dojo Cobra Kai para forjar a una nueva generación de karatecas en esta época.

No solo estamos ante una gran serie de televisión, también estamos ante la mejor continuación de la primera película. Y es que sin demeritar a la segunda y tercera parte de la saga (de la cuarta mejor ni hablamos), que en realidad tienen lo suyo, es aquí donde verdaderamente vemos una evolución en los personajes que vimos por primera vez hace ya varias décadas, además de que esta evolución se hace con un total y absoluto respeto por los personajes, pues es congruente con lo que vimos de ellos hace más de treinta años.

Por si fuera poco la serie es un constante homenaje a la trilogía original (repito, de la cuarta es mejor ni hablar) y lo hace no solo con una cantidad justa de guiños y chistes a la historia original, sino que también desarrollando otra historia con nuevos personajes que no desentonan para nada con los que ya conocemos.

 

 

Otro gran punto a su favor es que los personajes más importantes vuelven, ya sea en calidad de protagónicos, o en simples cameos, incluso con material de stock de las cintas originales, lo que hace que la nostalgia sea un factor importante en la trama, pero no lo hace como único recurso, cosa que muchas películas hacen hoy en día, ya que aquí si hay una trama que es consecuencia del desarrollo de sus protagonistas, lo que la hace mucho más interesante.

Y el punto de que en realidad su premisa parece partir de un chiste se olvida de inmediato cuando William Zabka y Ralph Macchio aparecen en escena interpretando a los únicos personajes que les dieron fama, ya que lo hacen con gran ahínco y con una inesperada vis cómica. Incluso, a pesar de que en varias ocasiones las situaciones que viven son divertidas, no dejan de ser entrañables y profundas cada que pueden, en especial Zabka, quien como Johnny es el que mejores escenas tiene y quien verdaderamente se roba la función, aspecto que se agradece enormemente ya que por algo la serie se llama Cobra Kai y no Karate Kid.

Y es gracias a esto que por fin conocemos las motivaciones y las razones de ser del personaje de Johnny Lawrence, demostrando ahora si al cien por ciento que es un personaje con más capas y más complejo que el ñoño de Daniel LaRusso. Al final esto desemboca en otra de sus grandes virtudes: lo entrañable de la historia.

 

 

Los guiones de los diez capítulos que conforman la primera temporada son emocionantes por momentos y guardan un perfecto equilibrio entre el drama y la comedia. A pesar de esta combinación de tonos nunca se siente fuera de lugar, al contrario, se conjugan a la perfección dando por momentos un resultado agridulce que le queda como anillo al dedo a una historia que precede al material original de las cintas ochenteras y, sobre todo, que le hace justicia.

Cobra Kai es justo lo que todo fan de las cintas estaba esperando: hay nostalgia, diversión, guiños, homenajes y una nueva historia que por momentos se siente cíclica a la original, apadrinada por dos actores que regresan a lo que mejor saben hacer y dándole paso a un nuevo elenco que pude ganarse a toda una nueva generación.

Ojalá más proyectos que buscan llegar al público por medio de la nostalgia y reciclando proyectos de décadas pasadas, aprendan un poco de esta serie, pues sin duda es un ejemplo perfecto de cómo continuar un proyecto y hacer una secuela tardía sin ensuciar la memoria de la original, y al contrario, evolucionarla de excelente manera.

La buena noticia es que ya aprobaron una segunda temporada y es que al ver su final, se agradece que tendremos más Cobra Kai pronto.

 

A detalle

  • Titulo Original: Cobra Kai
  • Actores: William Zabka, Ralph Macchio, Courtney Henggeler, Xolo Maridueña, Tanner
  • Buchanan, Mary Mouser
  • Calificación: 10
  • En dos palabras: Nostálgica y divertida
  • Curiosidades}
    • Ralph Macchio tiene actualmente 57 años, cinco años más que Pat Morita (Mr. Miyagi) cuando hizo la primera parte de la película.
    • La actriz Diora Beard interpretó a la esposa de William Zabka (Johnny Lawrence) en la película Hot Tub Time Machine (Steve Pink, 2010) y aquí interpreta a su ex esposa.
    • Sean Kanan, quien fue el villano Mike Barnes en la tercera cinta de la saga, a expresado su interés de volver a repetir su papel en esta serie, tal vez en la segunda temporada aparezca.

 

T. @FdoSantoyoTello





ARTÍCULOS

RELACIONADOS

RELACIONADOS