Un negocio para pocos

Un negocio para pocos

La multipropiedad en el futbol se ha convertido en una condición cuestionable en nuestro país, ¿seguirá presentándose?

Armando Castil Rosell
30 mayo, 2020

La multipropiedad en nuestra Liga MX es una condición que se viene arrastrando desde hace más de 20 años. La comenzó Televisa de manera más clara cuando revivió al Necaxa en los años ochenta convirtiendo a los electricistas en el hermano menor de las Águilas del América. Después la cosa se salió de control, Televisa sumó al San Luis para tener oficialmente tres equipos, TV Azteca le entró también y con varias maromas terminó dueño del Veracruz y del Morelia, eso fue ya en los noventas. Ya en el nuevo milenio Grupo Pachuca se unió (Pachuca y León) y Televisa se salió de la multipropiedad. Hoy Grupo Orlegi (Santos y Atlas) y Grupo Caliente de los Hank (Xolos y Querétaro) forman los grupos con más de un equipo en propiedad agregando, por si fuera poco, equipos también de la extinta Liga de Ascenso hoy llamada de Expansión. 

Hay dos maneras de ver el asunto de la Multipropiedad. La primera es simplemente irnos a los reglamentos de FIFA que simplemente la prohíbe, sin embargo, es condescendiente en casos como el mexicano en donde simplemente termina recomendándoles desaparecer pronto la multipropiedad, argumentando que los dueños de nuestras ligas tienen razones válidas para estar en esta condición y que es una situación temporal (que ya va para 30 años). La segunda es aceptar que realmente no hay más empresarios serios interesados en invertir en el futbol mexicano y que por esa razón la multipropiedad sigue. 

Veamos solo para adelante pues. Hoy hay un grupo de dueños con la filosofía de limpiar nuestras ligas de propietarios de franquicias que no cumplen con las condiciones para tener un equipo. Limpiarlas también de dineros públicos que deben ir a otro lado y limpiar también nuestro futbol de dineros oscuros y sospechosos. Yo esto lo aplaudo y entiendo que en el proceso la multipropiedad continuará. Basta de gobernadores que compran equipos para usarlos unos años y después abandonarlos, basta de universidades que hacen negocio con nuestro dinero inventando equipos para beneficios propios y no se diga basta de aceptar al que sea a entrarle con un equipo sin checar el origen de los dineros. 

Aplaudo que se haya sacado del negocio a dueños como Fidel Kuri que dejó en ruinas al Veracruz llevándose entre las patas a familias enteras que vivían de ese club. Aplaudo que se desaparezca la Liga de Ascenso y con ella se vayan Universidades y dueños de equipos caciques de pueblo que ni siquiera pagaban sueldos completos a sus jugadores y menos a su personal de oficina. Pero también me hace ruido que empresarios serios como Olegario Vázquez Aldir hayan preferido vender (Querétaro a los Hank) por alguna razón que seguramente pasa por lo económico pero también seguramente por el estilo de los dueños del balón. 

2026 es quizá el año límite que podemos leer entre líneas por lo que dicen los dueños y dirigentes de nuestro futbol para tener una liga sana, sin multipropiedad ,con socios y propietarios solventes además de reglas claras que atraigan incluso a inversionistas extranjeros. Esa es la idea para alargar momentáneamente la multipropiedad unos años más, veremos qué pasa en los próximos años. 

TWITTER @manyecastil 





ARTÍCULOS

RELACIONADOS

Deportes y fitness crecen en consumo en Mercado Libre durante el coronavirus

Victor Blankense
24 junio, 2020

Siguiendo parámetros antidiscriminatorios, el buscador cambiará algoritmo que limite anuncios dirigidos a código postal, sexo o estado civil.

Victor Blankense
23 junio, 2020

El ecommerce para Oreo, Philadelphia y Trident ha tenido un crecimiento de tres dígitos este periodo de distanciamiento

Victor Blankense
22 junio, 2020

RELACIONADOS