Nuestro mejor aliado este 2018: Una buena disciplina financiera.

Nuestro mejor aliado este 2018: Una buena disciplina financiera.

Moris Dieck
31 enero, 2018

Estamos iniciando el 2018. Un año que pinta bastante interesante en distintos temas sociopolíticos y económicos para nuestro país. Las rondas finales (esperemos) de la renegociación del TLCAN y por supuesto las elecciones a mediados del año dejan mucho a la expectativa. Si algo deja claro el panorama de nuestro país es que debe ser un año de previsión. ¿Previsión de qué? Definitivamente en muchos aspectos, sin embargo, quiero hacer énfasis al económico y justamente ahorita que estamos empezando el año.

Estamos en el momento perfecto no solo para iniciar el año de la mejor manera, sino que también para sentar las bases de una disciplina financiera que nos acompañe (y proteja) durante el resto del año sin importar lo que suceda fuera de nuestras manos. Dicen que algo que empieza de la forma correcta es más fácil que se mantenga así. Es por esto por lo que quiero recalcar la importancia de aplicar en estos primeros meses las mejores prácticas de las finanzas personales que cuiden nuestro bolsillo. Vas a ver que de ser así llegará diciembre y darás las gracias de haber leído esto (si bien aplicas estos consejos).

Estas “mejores prácticas” no son difíciles de aplicar. Lo complicado es disciplinarnos a seguirlas. Sin embargo, una vez que veas los resultados, no querrás dejarlas.

Aquí te dejo 3 cosas que tienes que hacer para mantener la salud de tu cartera.

  • Lleva un presupuesto

La madre de toda buena administración es un buen presupuesto. Presupuestar significa medir y lo que no se mide no se puede mejorar. ¿En qué consiste hacer un presupuesto? Simple. Mapea en una hoja todos los ingresos que tendrás en el mes ya sea por tu sueldo, comisiones, prestaciones o inversiones. Después, mapea todos los gastos. De estos hay de dos tipos, fijos y variables. Fijos son los que no cambian mes a mes: tu renta, el crédito que pagas, los gastos de la casa, entre otros. Variables son los van cambiando mes a mes: las comidas fuera de casa, la gasolina, las idas al cine, etc. Por último, mapea tu meta de ahorro, ¿Cuánto quieres ahorrar en el mes? Una vez que tengas todo mapeado podrás identificar con facilidad si tu meta de ahorro es realista o no. Si no lo es, es momento de tomar decisiones respecto a tus ingresos y gastos. También, es importante que le des seguimiento y vayas comparando tu consumo real con lo que presupuestaste. Esto te dará muchísima visibilidad sobre tus hábitos financieros y te permitirá administrar y controlar tu dinero.

  • Crea un fondo de emergencias

Está de más decirlo, pero en ocasiones lo pasamos por alto. Un fondo de emergencias es nuestro mejor aliado para precisamente esto: emergencias y eventualidades. El año va empezando y puede presentarse cualquier cosa. ¿Qué tan grande el fondo? Los expertos recomiendan que sea entre 3 y 6 meses de tus gastos fijos. Suficiente para mantenerte a flote un buen rato. Es importante también tenerlo guardado en un lugar seguro (no, debajo de tu cama NO es seguro) y si te está dando rendimientos, mejor. Las cuentas de ahorro o los fondos de inversión a corto plazo son buenas opciones. Acuérdate también de revisar la liquidez del mismo para que los retiros de dinero sean flexibles.

  • Invierte

Si ya tienes un dinerito ahorrado, es importante ponerlo a trabajar. La inflación (6.7% a cierre del 2017) no perdona cuando se trata de quitarle valor a tu dinero. Para contrarrestar esto y hacerlo crecer, es importante invertir. No te preocupes, invertir no siempre tiene que ser riesgoso. Existen fondos o instrumentos de renta fija que te dan un rendimiento por encima de la inflación prácticamente a riesgo nulo. Si eres un poco más aventado, quizás los fondos de renta variable o acciones en la bolsa sean para ti. Lo importante es que tu dinero no esté estancado y que trabaje para ti.

Estas 3 recomendaciones son pilares fundamentales de unas finanzas sanas: sigue un presupuesto para que no gastes de más, crea un fondo de emergencia para prevenir eventualidades y pon tu dinero a trabajar.

Acuérdate, el año va arrancando. Empieza con el pie correcto financieramente hablando y verás que será más fácil sacarle el mayor provecho a lo que te espera adelante.

Te invito a seguirme en redes sociales para ver más contenido sobre finanzas y economía.

Facebook: Moris Dieck

Instagram: @morisdieck

Página personal: www.morisdieck.com

Correo: moris@morisdieck.com





ARTÍCULOS

RELACIONADOS

5 consejos prácticos para iniciar tu rutina de trabajo

Mónica Garza
10 enero, 2018

¿Sabías qué la ciudad de Monterrey ha sido considerada por la revista …

PLAYERS of life
7 julio, 2017

RELACIONADOS