Luis Valle Meyer

Luis Valle Meyer

Embotella el sabor a México

PLAYERS of life
1 junio, 2019

A través de su mezcal Olvídame Si Puedes, desde hace poco más de un año, Luis Valle Meyer comparte el sabor de México a los miles de viajeros que visitan nuestro país para disfrutar de destinos paradisiacos como la Riviera Maya, Riviera Nayarit y Los Cabos en los hoteles Grand Velas, donde lo colocó. Este mezcal es orgánico, elaborado bajo un proceso artesanal con especial cuidado desde la siembra y corte del agave espadín hasta la destilación.

Estos atributos, entre otros, lo hacen un producto de alta calidad, además de tener un sabor suave y amigable, digno de satisfacer hasta a los paladares más exigentes, “Yo siempre digo que un buen mezcal se debe pasar del agave a la botella, bajo un proceso estrictamente artesanal, evitando cualquier proceso industrial o químico”, compartió. Con este emprendimiento, busca que los extranjeros se lleven un gran recuerdo de nuestra cultura.

¿Cómo te has preparado?

Viajo a Oaxaca y nunca pierdo oportunidad para degustar nuevos mezcales, visito mezcalerías, me acerco con maestros mezcaleros, platico con las personas que están detrás de las barras, participo en catas, y tengo un grupo de mezcaleros en Monterrey. Además, me estaré formando como Master Mezcalier próximamente.

¿Cómo describes la experiencia de abrirte camino en el mundo de las bebidas espirituosas?

Empecé vendiendo unas cuantas botellas en centros de consumo y a conocidos en Monterrey con buena respuesta. Aprendí mucho, pero también era difícil, entre otras razones, el competir con las grandes marcas ya establecidas; posteriormente, analicé el nicho del sector turístico ya que buscaba llegar a más paladares y que los extranjeros se llevaran un buen sabor de México. La botella es un recuerdo de nuestro país cuando visitan estos hoteles, no solo se llevan un mezcal fino, sino un pedacito de nuestra cultura.

¿Por qué decidiste llevar tu producto al sector turístico?

Siempre tuve en mente expandirme a otros mercados y hacer algo grande, aunque sabía que tenía que pasar por un proceso antes. Para esto tenía en la mira los resorts premium, porque a ellos llegan personas de todo el mundo. La respuesta ha sido extraordinaria, jamas pensé que fuera ser tan buena, estamos muy contentos. También me doy cuenta del buen recibimiento de la marca porque los mismos clientes se me han acercado para llevar a cabo nuevos proyectos que traen dentro del mismo sector.

¿Cómo ha sido la experiencia de trabajar principalmente para consumidores extranjeros?

Me encanta conocer extranjeros y me ha sorprendido mucho el darme cuenta que hay algunos que comparten mi misma pasión por el mezcal, y que incluso han viajado a Oaxaca, exclusivamente para aprender más. Tener clientes y amigos con ese nivel de interés por esta bebida es muy enriquecedor, pues sus críticas constructivas me hacen ser mejor en todo.

¿Cuál consideras que ha sido el mayor reto de emprender en el segmento de alimentos y bebidas?
La competencia y encontrar un nicho para mi producto, ya que no es cualquier mezcal. También, encontrar el balance entre logística y calidad en la producción, así como tener mis insumos bien calculados. Además, el servicio al cliente es lo más importante, no debes fallar.

¿Cuáles son tus fortalezas y quien ha sido tu principal apoyo?

Creo que lo que me distingue a mí es la tenacidad, el trabajo diario y la honestidad; me gusta ser creativo en cuanto a mis estrategias de negocio, pienso mucho las cosas y cual va a ser mi siguiente movida, y siempre encuentro la forma de superar las piedritas en el camino. En cuanto a personas, puedo mencionar mi abuelo Don Enrique Meyer Q.E.P.D., a mi esposa Dinorah, y a mis tíos Enrique y Julio Meyer. Todos ellos desde muy joven me apoyaron, además de algunos mentores que he encontrado en el camino.

¿Cuál ha sido la lección más grande que te ha dejado este emprendimiento?

Que hay que ir un paso adelante en cuanto al servicio sin descuidar la calidad del producto, que es lo que hace especial a este mezcal. Como se elabora bajo un proceso artesanal, tengo que encontrar un balance entre mi logística y la calidad en la producción, esa es la clave para poder satisfacer un mercado tan demandante.

¿Qué consejo podrías compartirle a alguien quien desee emprender un proyecto?

A todos los jóvenes quiero decirles que emprender no es sinónimo de tener tiempo libre. Al contrario, se tiene que trabajar más para que tu idea sea exitosa, pues empiezas desde cero. No hay nada más que tú, una computadora, un escritorio, tu idea y tus ganas de salir adelante. Busquen algo que les apasione y posteriormente lleven a cabo un estudio de viabilidad de su proyecto empresarial para tener mayores probabilidades de éxito, y sepan que tendrán mu- chas caídas, por lo que hay que aprender y saber cómo levantarse para continuar. Trabajen sin buscar llamar la atención de la gente, y recuerden siempre tener en mente que hay que ignorar las críticas negativas y burlas de la gente, hay mucho de esto así que “a palabras necias, oídos sordos”. Busquen rodearse de gente con la que puedas platicar para que te sume, que está en una situación similar a la tuya y formar grupos de personas con objetivos similares a los tuyos.

Olvídame si puedes

  • Mezcal joven, artesal, puro y orgánico.
  • Agave espadín (angustifolia) seleccionado cuidadosamente.
  • Suave sabor al paladar y libre de procesos químicos o industriales.
  • Calidad: su proceso es cuidado desde la siembre y corte del agave hasta la destilación del mezcal.




ARTÍCULOS

RELACIONADOS

Comprometido con su carrera

PLAYERS of life
1 julio, 2019

Descubriendo y creando vínculos con el alimento

PLAYERS of life
1 julio, 2019

Un catedrático de alta calidad

PLAYERS of life
1 julio, 2019

RELACIONADOS