La plataforma de consumo inteligente

La plataforma de consumo inteligente

A través de MUNO, Daniela Ayala y Natalia Elizondo buscan transformar el mindset de consumo en la industria de artículos para bebés y niños.

Catalina Valdez
30 noviembre, 2019

Las vidas de Daniela Ayala y Natalia Elizondo se cruzaron años atrás mientras trabajaban en el departamento de Consumer Insights & Marketing Intelligence en el grupo cervecero con mayor tradición de nuestro país, Cuauhtémoc Moctezuma – HEINEKEN México.

Ambas estudiaron en el Tec de Monterrey, mientras Daniela de 29 años estudió Mercadotecnia y se graduó en el 2013, Natalia de 27 eligió la carrera de Negocios Internacionales, misma que terminó dos años después que su ahora socia.

Natalia al terminar su carrera profesional, trabajó un tiempo en British American Tobacco. Aunque la compañía tabacalera tiene presencia global, el área en la que ella se desempeñaba, Marketing era muy restringida.

Por otra parte, Daniela se unió a la cervecera en el 2013, donde tuvo la oportunidad de vivir una experiencia muy enriquecedora ya que al estar en contacto con el consumidor, forjó una línea de pensamiento de marketing desde un punto de vista del consumidor.

Durante el tiempo que trabajaron juntas en la cervecera tomaron un curso sobre First Line Manager, donde abordaron el tema de innovación en empresas como Airbnb y Uber, la plática se dirigió a la industria de bebes y niños, y Daniela al ser madre primeriza, tenía muchos comentarios al respecto.

Al investigar más sobre los consumidores, la nueva generación de papás, empezaron a conectarlo con esa tendencia emergente del consumo colaborativo. La problemática es simple, la eficiencia de los artículos de bebé es muy poca y aunque los padres se esfuercen por comprar las mejores opciones para sus hijos, en menos de dos años dejan de utilizarlas.

En agosto 2018 surge la idea de MUNO y dos meses después se constituyeron como empresa. Natalia y Daniela estaban convencidas que el concepto funcionaría pero necesitaban encontrar un equipo que creyera en la idea y que estuviera comprometido para desarrollar una plataforma así de compleja.

MUNO es una plataforma digital formada por una comunidad de padres conscientes, comprometidos con la evolución de la sociedad. Conecta a los papás que desean los mejores artículos para bebés, con otros que los tienen y no los utilizan, permitiendo una transacción formal y ofreciendo una experiencia de compra de primera mano.

La misión principal de MUNO es transformar el consumo tradicional de artículos hacia un consumo colaborativo, en el cual, las experiencias van más allá de cualquier posesión, teniendo como resultado, un mundo más sustentable.

Al ser un modelo de consumo colaborativo, maximiza la inversión o vida útil de los artículos, mientras que al mismo tiempo promueve el consumo consciente e inteligente.

Puedes formar parte de la comunidad MUNO desde dos roles: el de compartir, que es un papá que por ejemplo tiene una cuna y no la utiliza, la ofrece a través de la plataforma, la comparte y como resultado obtiene una ganancia.

Por otra parte está el rol de adquirir, donde un papá busca una cuna, explora en MUNO, la adquiere por un tiempo (desde una semana, un mes, un semestre o un año) o para siempre y simplemente la disfruta.   

El nombre del proyecto surge de la mano de la agencia MOMO, las amigas y ahora socias buscaban una palabra que no significara nada, ya que al ser un modelo nuevo necesitaban algo que fuera corto y fácil de decir. Como resultado, recibieron la propuesta de MUNO, que simula los primeros sonidos de un bebé.

Al probar el nombre en un focus group tuvo resultados muy positivos ya que se relacionaba con palabras como: mundo, me uno, entre otras. “Ya que teníamos el nombre, trabajamos con la agencia para crear un personaje, un monstruito que se asemeja a los niños, ya que los bebés son pequeños monstruitos que están conociendo el mundo y de esa manera quitas la idea de que los bebés perfectos”, agregó Natalia durante la entrevista.

“Hay maneras de dar accesibilidad a los niños, por ejemplo a mi hijo no le voy a comprar un carro motorizado, pero puedo adquirirlo por un fin de semana para ir a San Pedro de Pinta. Hay maneras de hacer que los niños adquieran experiencias que nosotros como adultos hemos sacado del mapa. Cuando ves un niño cómo explora el mundo, aprendes mucho y te das cuenta que ellos no saben si las cosas son suyas o si alguien más las uso antes”, comenta Daniela.

Al preguntarles por los mayores retos que han enfrentado como emprendedoras destacan que el concepto de emprender está muy overrated y es una figura muy aspiracional. “El concepto no es igual a la realidad, en algún momento tienes que jugártela, no es tan glamouroso como se piensa, requiere mucha pasión por tu idea y tienes que tener la capacidad para replantear la idea 100 veces si es necesario”.

Para finalizar la entrevista dieron algunos consejos a los futuros emprendedores: “aprende a levantarte cada vez que caigas, debes de ser resiliente y perseverante ante las adversidades del camino de un emprendedor. En tu travesía, cada problema que se te presente es una oportunidad de aprender algo nuevo”.





ARTÍCULOS

RELACIONADOS

A su corta edad, Jessica Fernández desarrolla contenido sobre empoderamiento femenino para sus más de 170K seguidores. Pero más que poder, ella informa y abre los ojos a temas como la violencia hacia las mujeres.

Catalina Valdez
4 octubre, 2019

Hace más de 5 años surgió Los Tres De Ayer, hoy la pasión por la música y los negocios llevaron a José Carlo Gaytán a crear De Ayer Music.

Catalina Valdez
26 septiembre, 2019

Al año en promedio, las personas utilizamos 350 vasos desechables, Salvador Cervantes y Eugenia Rodríguez con rCUP buscan darle un giro a la estadística.

Catalina Valdez
21 septiembre, 2019

RELACIONADOS