José Maiz García, Sultán Regio

José Maiz García, Sultán Regio

El líder deportivo que ama el beisbol, Monterrey y su gente

PLAYERS of life
4 agosto, 2020

Desde los siete años, el empresario regiomontano José Maíz García vive la pasión del deporte a través del béisbol. Inició en la Liga de la Acción Católica la Juventud Mexicana, también formó parte de la Liga Industrial de Monterrey y como parte del equipo representativo de nuestra ciudad pasó a la historia en 1957 por la hazaña del juego perfecto, lograda en la Serie Mundial de Williamsport, Pensilvania. En los siguientes años, Pepe Maiz, como es conocido en la industria, continuó una destacada trayectoria como beisbolista y en 1986 incursionó como mánager amateur de este deporte y fue nombrado Ejecutivo del Año en la Liga Mexicana de Béisbol. Un año después recibió el cargo de Mánager de la Selección de béisbol de México. Desde 1982 es Presidente Ejecutivo del club Sultanes de Monterrey.

Además de un deporte, para los amantes del béisbol es también una pasión, sin embargo, no deja de ser un negocio, y hay que saber hacerlo, ¿Cómo lo hace Sultanes de Monterrey?
Es lo más difícil, porque Monterrey es una ciudad donde compites más con el fútbol porque siempre los estadios de Tigres y Rayados tienen una gran asistencia y qué bueno porque así debería ser siempre, el básquetbol también, con Fuerza Regia. Entonces, ¿qué tenemos que hacer? Darle muchas comodidades a los aficionados que van al béisbol para que les guste estar aquí. Puedo decir que éste es el estadio de béisbol más familiar, posiblemente en toda Latinoamérica, porque en ningún lugar vez más
familias y niños que aquí. Todos los niños menores de 12 años entran gratis, aquí se hacen las inauguraciones grandes de ligas pequeñas, vienen las 60 ligas; aquí hacemos la negociación general, se les facilita las ligas pequeñas y por eso también es que de aquí sale mucho talento; porque aparte del talento que agarra Sultanes, muchos de los equipos de la Liga Mexicana tienen ‘scouts’ aquí para llevarse jugadores a sus equipos y luego Estados Unidos.


¿Cómo ha sido su experiencia como directivo en el béisbol mexicano ¿Cómo éste ha ido evolucionando a través de los años hasta volverlo una liga rentable para los equipos?
Ha sido una experiencia increíble. Cuando yo inicié prácticamente trataba de no hablar, sino escuchar, aprender de los demás directivos, de los que ya tenían más tiempo en la Liga Mexicana y ahora soy el que tiene más años como directivo ahí. Ya con la experiencia que uno agarró en tantos años en esto, habla cuando tiene que hablar. Han entrado muchos directivos jóvenes y traen ideas, pero cuando algunas de ellas ya las tratamos, y vimos que no funcionaron pues yo sí “meto la cuchara” y le digo “Esto ya se hizo en tal fecha y no funcionó, entonces no vale la pena que intentemos” y cosas de ese tipo. También trato de adaptarme a los nuevos tiempos porque todo esto va cambiando, y muy rápidamente. Yo creo que pues 16 cabezas piensan más que una y tenemos que trabajar todos en conjunto para apoyar al Presidente Directivo de la Liga Mexicana en turno. Cuando yo entré al béisbol los jugadores eran más corpulentos, menos rápidos, más bien que tuvieran poder; ahora primero son atletas y luego peloteros. Ahora los equipos traen a uno o dos jugadores que son un poco lentos, pero todos los demás, apenas sale el sonido de la pelota y ya están corriendo.

¿Por qué considera que el béisbol en México no ha podido despuntar en ingresos como el futbol? ¿Qué no se ha hecho?
Lo primero que puedo decir es que ahora la televisión voltea a verte, antes no. Aunque nosotros fuimos los primeros que tuvimos un muy buen contrato exclusivo con Fox hace unos años, se transmitían todos los juegos de Sultanes desde Alaska hasta Argentina, exceptuando Brasil, pero les sentó la envidia a ciertos directivos y al Presidente de la Liga en aquel tiempo y teniendo un contrato por varios años, nos obligaron a terminarlo para entrar con todos los equipos a ESPN. Tuvimos algo de problemas porque lo que te daban era nada comparado a lo que recibíamos con la otra cadena. Aparte se perdió esa promoción que era muy importante para el béisbol mexicano, porque nos veían prácticamente en todo Latinoamérica, todo Estados Unidos y Canadá. No podían concebir que recibiéramos varios cientos de miles de dólares al año, y la otra cadena nos pagaba un poco más de 100 mil dólares, pero para los 16 equipos. No había comparación y se perdió esa promoción que se le podía haber dado al béisbol mexicano. Incluso, yo llegué a ofrecerles entregarle la mitad de lo que recibíamos al resto de los equipos para que nos dejaran seguir transmitiendo y recibiendo ese dinero, no quisieron y eso hubiera ayudado mucho al béisbol desde aquel tiempo. Otra hubiera sido la historia.

“LA AFICIÓN QUE TENEMOS ES LA MEJOR DE MÉXICO EN BÉISBOL Y LA MEJOR DE YO CREO QUE TODA LATINOAMÉRICA, ESO LE DA UN VALOR EXTRAORDINARIO A ESTE EQUIPO, APARTE DE TENER EN COMODATO UN ESTADIO DE ESE TAMAÑO, AL QUE SE LE HA INVERTIDO MUCHÍSIMO”

¿Como empresario cuál ha sido su experiencia controlando a un equipo profesional, combinado con éxito en su vida laboral y de negocios?
Esto para mí es realmente un ‘hobby’, así como muchos empresarios tienen los suyos, el mío es el béisbol. El de mi padre era el béisbol, siempre nos apoyó muchísimo y decía “métanle y métanle” y en los años que se perdían, él lo ponía y tuvo años difíciles. Hay unos muy buenos, los primeros fueron excelentes, asientos llenos todos los días, etcétera; y fue en aquel Campeonato del ’91, teníamos 29 años de no ganar un campeonato desde 1962, fue el primer año en que empezamos la temporada aquí en lo que hoy conocen como el Estadio de Béisbol Monterrey, eran llenos todos los días y fue cuando se consiguió el Campeonato, el único que se ha logrado dirigir por un mexicano, Aurelio Rodríguez, todos los otros campeonatos que tenemos, que son 10 menos éste, han sido con managers extranjeros.
Aquí con nosotros debutó “La Mala” Torres, el primer bateador en llegar a los mil hits en la Liga Mexicana, también el primero en llegar a los 2 mil hits; también debutó el mejor bateador mexicano de todos los tiempos, Héctor Espino. Aquí ha habido juego del hit de carrera en esta franquicia, con Arturo González y Walter Silva; el último que tuvimos fue el de las grandes ligas de los Dodgers el año pasado contra Padres. Realmente la franquicia tiene mucha historia y este estadio con sus 30 años también, tiene cinco campeonatos, el primero en 1943, 1947, 1948, 1949, y 1962, y los otros cinco han sido de 1991 para acá.


¿Cuál ha sido la estrategia a nivel mediático para aumentar el valor de una franquicia costosa como Sultanes?
Hay dos cosas muy importantes para tener valor en una franquicia, una es la ciudad, Monterrey es la que tiene mayor poder adquisitivo en todo el país, esto le da un gran valor a la franquicia; la otras es el estadio, que tiene la mayor capacidad de todo el país. El tener un estadio con esta capacidad en una ciudad que tiene capacidad económica te da otro ‘plus’. Este es el equipo más antiguo de toda la Liga Mexicana, toda la historia y toda la tradición de Sultanes tiene otro valor. El nombre de Sultanes vale mucho, como el de Rayados o Tigres. Cuando entramos a la Liga del Pacífico, el año pasado, querían que le cambiáramos el nombre, que le llamáramos Industriales, Norteños o cualquier cosa y nosotros dijimos “No”. El nombre tiene un valor muy importante, y es cierto cuando compras una camiseta, camisola, playera o gorra, lo que quieres es que diga Sultanes, más que Monterrey, porque jugamos como Monterrey afuera cuando vamos de gira y siempre en casa traemos el uniforme de Sultanes.

¿Cómo ha sido su incursión a la Liga del Pacífico? ¿Qué beneficios económicos conlleva esta decisión y qué riesgos han tomado para ejecutarla?
Sultanes es la primera franquicia que participa en las dos ligas más fuertes de México, la de verano y en la de invierno del Pacífico. Quisimos ocupar el estadio, para lo cual fue creado, jugando durante todo el año. En lugar de tener seis meses de béisbol, ahora prácticamente tenemos nueve. Aparte de eso la gente también quiere ver béisbol, hay mucho beisbolista aquí en Nuevo León y en muchas partes de aquí cerca, a los juegos del Pacífico, el año pasado estuvimos viendo que vino gente de Monclova, Saltillo y Laredo. Pero lo más importante de todo era el poder demostrar que Sultanes está en todo lo que es béisbol, es la franquicia más cotizada del béisbol junto con la de Diablos Rojos de México.

Platíquenos sobre la medida que la Liga Mexicana de Béisbol tomó sobre sus juegos de este año, en relación con crisis sanitaria con la que vivimos.
De acuerdo con las autoridades de salud estatales y para proteger primero a todos los niños, a los aficionados, a adultos mayores, que vienen al béisbol se tomó la determinación de posponer la temporada completamente. Primero, tratamos de iniciar el 7 de agosto, ahora que la pandemia no ha cedido, sobre todo en ciertas partes de la República, todo es por unanimidad. Se tomó la decisión de dejar pasar esta temporada, pero sí apoyar a los jugadores porque no es correcto que se queden sin nada estos meses. También, se tomó el acuerdo de ponernos a trabajar tan pronto pase la pandemia para el año que entra, a finales de marzo estar iniciando la temporada 2021. Y en la Liga del Pacífico todavía tenemos que ver, todavía falta, pero esperemos en Dios que para entonces pueda ser que se lleven a cabo los partidos, a lo mejor a puerta cerrada, dejando entrar al 20% o 30% de la capacidad de los estadios, no lo sabemos. Tenemos que cuidar a los aficionados y a toda nuestra gente aquí en Monterrey.

¿De qué manera Sultanes está apoyando a sus jugadores?
Autorizamos que pidan un préstamo bancario y el Club pagará los intereses. Cuando ellos regresen a jugar el próximo año van a ir pagando poco a poco. Cada Club maneja eso en diferente forma, en el caso nuestro desde el principio dijimos que no los dejaríamos y que los apoyaríamos. Tenemos que pensar en ellos, que son los activos más importantes que tienen Club, aparte de las instalaciones.

Siembra tu propio talento…

Desde que Pepe Maiz tomó la Presidencia de Sultanes, se propuso hacer una fuerte inversión al desarrollo de jóvenes de peloteros. En toda la historia del club, han sido realmente pocos los deportistas que han comprado. Los demás se han formado en las fuerzas inferiores del equipo, “De aquí los mandamos a la Academia, de ahí a las sucursales, y ya cuando están listos vienen a Sultanes. Aquí debutaron Karim García y a Beto Saucedo; también Álex Rodríguez, venía jugando con Dominicana. Les tocó a muchos”, dijo.

Un estadio de lujo…

Hace tres años, Grupo Multimedios adquirió la mitad del equipo y juntos han invertido más de 100 millones de pesos en remodelaciones para dejarlo como nuevo. Se colocaron gradas a toda la parte de atrás, todo el alumbrado se cambió por luces LED, se reemplazó el pasto natural a pasto artificial, todos los vestidores y oficinas se remodelaron, y se construyó una sala de cine para que las familias de los jugadores vean los partidos ahí, “Lo más importante son los vestidores, que son de Grandes Ligas. Esto es un requisito para que las Grandes Ligas puedan jugar en otra ciudad que no se ala de ellos. Aquí hemos tenido juegos de exhibición, pero también muchos juegos de temporada regular de equipos de las “grandes”, como el que tuvimos de Los Angeles Dodgers vs. San Diego Padres”, agregó.





ARTÍCULOS

RELACIONADOS

El empresario fundador de Atmosfit lleva más de 11 años realizando expediciones a algunas de las cumbres más altas del continente.

Digital MTY
29 septiembre, 2020

Roberto Cebrian y David Villarreal comparten cómo fue que llegaron a una de las mejores aceleradoras de negocios en el mundo.

Digital MTY
25 septiembre, 2020

Las hermanas Emma y Ana Orozco son dos jóvenes emprendedoras que sueñan con que más personas conozcan sus pays.

Digital MTY
24 septiembre, 2020

RELACIONADOS