Ivana Dávila y Andrea Lozano

Ivana Dávila y Andrea Lozano

Mónica Garza
14 febrero, 2018

Hoy, miércoles 14 de febrero, se celebra el día de San Valentín. Un día que aunque algunos lo denominan como el día del marketing de amor, es considerado como una celebración a nivel internacional.

En una encuesta realizada por la empresa norteamericana Prosper Insights and Analytics, los números indican que el 50% de los estadounidenses conquistan a sus parejas en una cena o invitación a un restaurante acompañada de vino.

¿Apoco no se te antoja degustar un buen vino en una cena perfecta y con la persona que más amas?

Blanc de Blancs es una consultoría privada que llega a Monterrey con el objetivo de influenciar y crear una cultura de vino en nuestra sociedad. Debido a la demanda, el negocio ha tenido un crecimiento exponencial en la oferta de servicios de alimentos para eventos, bodas y regalos e incluso al crear sus propias mermeladas y untables.

¿Cómo les surgió la idea Blanc de Blancs?

Las dos nos graduamos de nuestros programas en Diciembre de 2015, y al regresar a Monterrey, nos dimos cuenta que muchos de nuestros conocidos se nos acercaban buscando consejos acerca del tema de vino. Nos pedían desde catas, consejos de maridaje para eventos, cursos introductorios y asesoría de elección de vinos, tiempo de guarda de botellas que tenían en su cava, etc. Entre broma y broma nos decíamos que deberíamos de cobrar por este tipo de favores, y una vez que dimensionamos la demanda y falta de este tipo de servicios, nació la idea de crear Blanc de Blancs.

¿Cómo surge el nombre?

Al pensar en un nombre para el negocio, buscábamos dos cosas. Primero, que fuera un nombre que se pudiera pronunciar en español, inglés o francés sin problema. Segundo, que el nombre representara quienes somos y la calidad de nuestros servicios. Blanc de Blancs es el nombre que se le da a un estilo de champagne que es hecha de la única uva blanca permitida en la región, Chardonnay. Es un estilo de vino de mucho prestigio y alta calidad. Al igual que un vino blanc de blancs, queríamos que nuestros clientes tuvieran una experiencia única, personalizada y exclusiva.

¿Cuáles fueron los primeros pasos para iniciarlo?

Nuestro primer paso fue definir los servicios que podíamos ofrecer. Una vez estableciéndolos, decidimos hacer pruebas de cada uno de ellos con amigos y familiares para ver si estábamos dispuestas a tomar los retos que implicaba el negocio y que fuera rentable. Gracias a los comentarios y crítica constructiva que recibimos, estructuramos Blanc de Blancs.

¿Qué retos ha implicado convertirlo en realidad?

Una vez que empezamos a ofrecer nuestros servicios oficialmente, caímos en cuenta que los clientes buscaban personalizarlos a su gusto, presupuesto y número de invitados. Esto se ha convertido en el reto más grande porque en el tiempo que llevamos no hemos ofrecido dos servicios iguales.

¿En sus palabras cómo definirían Blanc de Blancs?

Blanc de Blancs es una consultora privada que brinda servicios de lujo personalizados, relacionados al vino y alimentos.

¿Cuáles son sus clientes principales?

Gracias al modelo de nuestro negocio, tenemos clientes de todas las edades que comparten el interés por el vino. Esto incluye desde nuestros conocidos hasta bodegas de vino, corporativos, start-ups, clubs y asociaciones a beneficio.

¿Cuál consideran que es uno de los principales diferenciadores de Blanc de Blancs?

Nuestros servicios 100% personalizados a la medida del cliente.

¿Cuáles son los proyectos más recientes?

Debido a la demanda de nuestros clientes hemos estado expandiendo nuestros servicios de alimentos. Ahora ofrecemos el servicio de tablas de quesos y charcutería para eventos, bodas y regalos. Nosotros producimos nuestras propias jaleas, mermeladas y untables. Estamos muy felices con la reacción de nuestros clientes.

¿En qué estatus se encuentra el proyecto de acuerdo a sus expectativas?

Con toda sinceridad, nunca dimensionamos el alcance que Blanc de Blancs podría llegar a tener por cómo surgió la idea del negocio. No contábamos con muchas expectativas, pero estamos muy contentas con los resultados y la satisfacción de los clientes. Blanc de Blancs sigue creciendo para cumplir con las necesidades de nuestros clientes, si esto significa crear un servicio nuevo.

¿Cuál es la meta máxima que aspiran alcanzar?

El vino es un tema que nos apasiona muchísimo, nos da mucha ilusión el simple hecho de poder compartir nuestro conocimiento y quitarle poco a poco la intimidación que rodea el mundo del vino. Para nosotras es suficiente poder influenciar en crear una cultura de vino en nuestra sociedad, comenzando con nuestros clientes y el efecto dominó de la gente que los rodea.

¿Cuáles son sus planes a futuro?

Nuestro plan es seguir aprendiendo, creciendo y adaptándonos a lo que dictan nuestros clientes.





ARTÍCULOS

RELACIONADOS

Carolina del Peral tiene 33 años y nació en San Luis Potosí. …

Yovanna García
25 mayo, 2018

Daniel Gómez es un joven empresario regio de 27 años. Es Ingeniero …

18 mayo, 2018

Pame Garza Laborde es creadora de las marcas Pame Laborde y Laborde …

Yovanna García
11 mayo, 2018

RELACIONADOS