Don Eugenio Garza Sada

Don Eugenio Garza Sada

“El empresario que solo se ocupa de su empresa, ni siquiera se ocupa de su empresa”

PLAYERS of life
3 diciembre, 2018

La portada de esta edición en la que presentamos el listado de las 50 compañías más influyentes de nuestro estado es protagonizada por don Eugenio Garza Sada, empresario regiomontano que conformó y dirigió uno de los grupos industriales más importantes de México. Su iniciativa empresarial influyó para que Monterrey se convirtiera en una de las ciudades más representativas de Latinoamérica gracias a su progreso y desarrollo.

A manera de homenaje, en el marco de su 45 aniversario luctuoso, hablaremos sobre su legado empresarial y social, que se mantiene intacto gracias a la semilla que sembró en su familia, amigos y colaboradores.

Durante la segunda mitad del siglo XX moldeó la cultura empresarial regiomontana, convirtiéndose en el líder de los hombres de negocios de la capital neoleonesa. El grupo empresarial que dirigió se caracterizó por generar numerosos empleos con salarios y prestaciones superiores a las de las que se ofrecían a nivel nacional en el resto del país. Posteriormente, estas políticas laborales sin precedentes fueron replicadas por otras empresas o como políticas públicas.

El modelo de negocio que adoptó tenía como punto focal que el crecimiento de la empresa iba a la par con el bienestar de los trabajadores, debido a los resultados, después fue replicado por otros empresarios de la zona. Junto con su hermano Roberto, fundó, administró, capitalizó y encabezó más de 70 fábricas, empresas y compañías.

Don Eugenio se caracterizó por ser un hombre de carácter reservado, austero y sencillo, que siempre predicó con el ejemplo. Su labor filantrópica siempre la realizó discretamente y sin difusión. Apoyó un sinnúmero de obras sociales, culturales, deportivas, educativas y gremiales. Como parte de esto, una de sus acciones más destacadas en este aspecto, fueron los recursos y esfuerzo que destinó para crear la red de seguridad social para los trabajadores de la Cervecería Cuauhtémoc y de las empresas afiliadas.

Siempre tuvo la certeza de que el buen funcionamiento de cualquier empresa estaba basado en la armonía laboral, así que con las acciones mencionadas en beneficio de los colaboradores del grupo empresarial que dirigía se anticipó por años al Estado ofreciendo servicios de vivienda, despensa, salud, educación y deporte.

A todos los empleados de las empresas a su cargo los denominaba “colaboradores” y mantenía un trato personalizado y ajeno a la diferencia de rangos, puesto que consideraba que todos eran iguales y que solo tenían responsabilidades diferentes.

El Instituto Tecnológico de Estudios Superiores
Don Eugenio, quien estudió la carrera de Ingeniería Civil en el Massachusetts Institute of Technology (MIT), consideró de gran relevancia que Monterrey tuviera una propuesta de educación superior de excelencia para formar talento y conservarlo en nuestra ciudad y así impulsar su desarrollo.

Gracias a su visión y a la de un grupo de empresarios, en 1943 se fundó el Tecnológico de Monterrey, al que consideró su noveno hijo.

Desde su comienzo la institución presentó el concepto de educación integral y se enfocó en proporcionar a sus alumnos la formación en su área de especialización y a su vez trató de que tuvieran un amplio panorama de otras disciplinas.

“El alumno pone en nuestras manos sus aspiraciones, sus anhelos e inquietudes. No solo está aquí para recibir instrucción. Es nuestra responsabilidad brindarles lo indispensable para que se desarrollen como personas de bien. Son ellos nuestra razón de ser”, dijo don Eugenio a los maestros del Tecnológico de Monterrey en 1945.

Este año, la institución considerada una de las más importantes a nivel global celebró sus primeros 75 años de formar líderes.

Arte y cultura
Por medio de la Sociedad Artística Tecnológico, que se encargaba de organizar conciertos, espectáculos y exposiciones de artes plásticas se fomentó la cultura y el arte, lo que impactó directamente a nuestra ciudad, impulsándola a convertirse un polo cultural de México. Cuenta una anécdota que don Eugenio, quien era un apasionado de la música clásica, deseaba traer a Monterrey a una importante orquesta del país para que ofreciera un concierto, propuesta que fue declinada debido a que no consideraron relevante presentarse en provincia, por lo que el empresario decidió que, si no se podía presentar a la mejor orquesta de México, traería a la mejor del mundo.

Centro Eugenio Garza Sada
A raíz de que en la casa en la que don Eugenio vivió desde que inició su familia junto a Consuelo Lagüera Zambrano y hasta su muerte en 1973, en la que también nacieron sus 8 hijos, se encontró su archivo particular y se decidió crear esta organización que tiene el objetivo de difundir y conservar el legado, así como trabajar en proyectos relacionados.

En 2011 se comenzó a trabajar en el desarrollo de este centro, tanto en la restauración de la casa, que se considera un patrimonio arquitectónico construido por el arquitecto Hebert Green, como en el acondicionamiento bajo las especificaciones solicitadas por la normatividad archivística internacional para resguardar todo el material recopilado, que consta de documentos y fotografías.

Abrió sus puertas a partir 2014 y, además, el hacer recorridos guiados para mostrar dónde y cómo vivió don Eugenio, y de recibir a interesados en revisar su archivo, también es un espacio para exposiciones.

“Don Eugenio nos deja un testimonio personal, sus valores y principios, su congruencia. Consideramos que fue un gran motor de ese carácter regiomontano y es de gran valor difundir todo esto”, dijo Cícero Willis, director del Centro Eugenio Garza Sada.

Alberto Villarreal
Su experiencia de haber conocido a este gran personaje

Don Eugenio era una persona muy reservada y es a través de su legado, así como de quienes estuvieron en su entorno que las nuevas generaciones tienen acceso a conocer más sobre este líder que cambió para siempre la historia de Monterrey.

Para contar esta historia de éxito desde otra perspectiva, el empresario Alberto Villarreal nos compartió su experiencia de conocer al empresario en diferentes facetas.

“Don Eugenio Garza Sada le dedicaba mucho tiempo al Tec, lo recorría, consultaba, nos preguntaba a quienes vivíamos en las residencias sobre cómo estábamos pasando nuestros días ahí. Él convivía mucho con los alumnos que estábamos estudiando.

Es algo que me dejó muy marcado, un empresario que en su momento se forjó todo un proyecto en su vida tanto empresarial como familiar y de aportación de valor a su ciudad y a su país.

¿Por qué mi admiración? Fue un gran filántropo, fue un gran ser humano que se dedicó muchísimo a ayudar a los demás, a quienes menos tenían. Como empresario, a mí me dejó la parte de su dedicación, no nada más a las empresas, sino a lo que él siempre difundió, que las empresas son gracias a los trabajadores y a los directivos. El personal que él forjó a través de sus empresas dejó una huella y una guía muy importante de ese humanismo, de ese trato tan dedicado a las personas que colaboraban con él. También me quedo con lo que él dejó como una frase: ‘Trabajo y ahorro’ que dio nombre a una revista que se sigue editando. El trabajo y el ahorro lo ejemplificó con sus acciones, el no tener dispendios en el gasto, el ser conservador y austero, nada con excesos, nada con una situación que tuviera visos de lujos o de gasto excesivo.

Me deja también, a través de sus obras, como lo que hizo en el Tecnológico, el hacer las cosas con toda la mano. Yo creo que uno de sus más grandes ejemplos y legado es que él no brillaba, él alumbraba. No le gustaba brillar con sus acciones, ni con su ayuda a la comunidad, a él le gustaba, y ahí están los ejemplos, llenar esos nichos vacíos que existían en diferentes áreas de la comunidad, como traer educación superior de calidad a través del Tecnológico de Monterrey, cultura por medio de su Sociedad Artística del Tec, la ayuda comunitaria como con el Hogar Ortigosa y muchos más que no se conocieron.
Ahí está la muestra de cómo un hombre a través de sus empresas forjó todo un estilo de cómo tratar a sus colaboradores y cómo también a través del Tecnológico, hizo que sus empresas tuvieran ese crecimiento tan positivo que ahora estamos viendo.





ARTÍCULOS

RELACIONADOS

Descubre los secretos de la marca de zapatos regia, Holic Nation, fundada por tres chicas sampetrinas que están reinando en el eCommerce.

Monterrey
11 octubre, 2018

Te presentamos a la mente creativa de la exitosa tienda en línea Wanderlust Maps. Samia Marón habla de sus triunfos y desafíos en el comercio electrónico.

Arlenne Cortez
4 octubre, 2018

El piloto, quien hace una década, a la joven edad de 16 años, salió de casa de sus padres para perseguir su sueño de correr profesionalmente en la Fórmula 1, tendrá una destacada colaboración en el Gran Premio de México.

Monterrey
2 octubre, 2018

RELACIONADOS