Hell Razors de Javi Sáenz

Hell Razors de Javi Sáenz

Un joven empresario que afila las navajas y el ingenio en los negocios para trascender en el clásico oficio de la barbería.

Arlenne Cortez
17 agosto, 2018

Suenan las tijeras, la rasuradora y también algo de rock; se notan muebles vintage que combinan a la perfección con el estilo industrial; y ahí, en ese ambiente alternativo, van apareciendo los barberos de Hell Razors, una barbería en la zona de Centrito Valle, que más que un espacio para arreglarse el cabello parece ser un oasis para caballeros. Es destacable en la clientela ver su cambio de actitud al llegar, sin más, se relajan, se incorporan a la plática y dejan actuar a los expertos de brazos tatuados.

Y pues, lograr un ambiente como lo antes descrito, donde los caballeros puedan regresar a su hábitat, no fue magia, sino parte de la genialidad de Javier Sáenz, quien hace más de cinco años encontró su pasión en el mundo de las ‘barbers’.

Javiér Sáenz inició Hell Razors a finales del 2017 junto con socia Dalery Vivanco, después de concluir con otro proyecto de barbería que duró 5 años. “A finales de 2014 todo surgió por una necesidad de que alguien le pudiera dar forma a la barba enloquecida que deje crecer sin orden, ni guía durante un año. Al no encontrar un lugar decidí que era una gran oportunidad de negocio”, comentó en entrevista Javi Sáenz.

“A Hell Razors lo distingue el amor por los detalles y el servicio; constante capacitación e imprimir un toque artístico a todo: música, decoración, redes sociales”.

Su idea no fue hecha al vapor, fue algo que gestionó y que al ver futuro buscó la preparación necesaria para conocer a fondo el negocio. “Me fui a Holanda a capacitarme en la que yo pensaba era la mejor barbería del mundo -aún lo sigo pensando-. Y llegando abrimos mi socia Dalery Vivanco y yo. Ella corta y corta y vuelve a cortar todo el día -es la mejor-; y yo administro y creo contenido para redes sociales”, agregó el fundador de Hell Razors.

Hell Razors permitió a Javi Sáenz expresar su creatividad con libertad. “Nuestro concepto es clásico, pero no deja de ser masculino, ni rudo, es una mezcla extraña entre comodidades y rudeza. Es un proyecto mucho más fresco, fuerte y firme en comparación con los que habíamos tenido en el pasado”, señaló Sáenz.

“Soy un hombre inquieto. Esto me lleva a querer conocer todo. A tener hambre por ver, probar, intentar. Todo siempre ligado con el arte en todas sus expresiones”.

En Nuevo León, el sector de la belleza para el género masculino es cada vez más competitivo, por lo que Javier Sáenz ha buscado un diferenciador el cual es un servicio de excelencia, el trabajo en equipo y la experiencia que lo respalda. “Nos estamos enfocando en cómo convertir un simple corte de cabello en una experiencia, una experiencia Hell Razors”,

Como emprendedor, Javier Sánz, aconseja a quien tenga la inquietud de echar en marcha un negocio perder el miedo y creer en lo que desean hacer. “Los riesgos de emprender son: no tener paciencia, que te gane el miedo, que no sepas cuando parar, pero todos ellos se pueden vencer con constancia, dedicación y pasión”, concluyó Sáenz.

“Ver tu sueño convertido en un negocio estable, ver qué a los clientes les gusta tu propuesta. Es algo indescriptible pero a la vez es una responsabilidad enorme”.

PLAYER’S Brief

Libro: Crimen y Castigo de Fiódor Dostoyevski
App: Instagram/Spotify
Personaje: Robert Langdon de los libros de Dan Brown
Frase: “El pueblo unido jamás será vencido”

 





ARTÍCULOS

RELACIONADOS

En entrevista para Players of life, Andrés Valle relató su grata experiencia como empresario enfocado en el mundo del fitness.

Arlenne Cortez
26 julio, 2018

La fundadora de Pepita Lab desea impactar en el sector de la belleza con la elaboración de cosméticos cien por ciento orgánicos y artesanales.

Arlenne Cortez
19 julio, 2018

Gus Fernández se instaló en el hotel boutique de mayor prestigio en San Pedro para dar vida a un exquisito e innovador menú donde plasma con pasión su talento culinario.

Arlenne Cortez
6 julio, 2018

RELACIONADOS