ANDRÉS TAPIA

ANDRÉS TAPIA

PLAYERS of life
2 octubre, 2017

Andrés Tapia ha probado varios deportes hasta llegar al kitesurf, deporte que practica desde hace ocho años. Pasó por el tenis en el nivel de alto rendimiento pero aprovechó una lesión para retirarse. Después fue el turno de los deportes acuáticos, vela para iniciar, windsurf, y luego fue mudando de una a otra actividad porque se comenzaba a aburrir. Por fin llegó a lo que actualmente practica, un deporte que requiere de un papalote y las fuerzas del viento para propulsarse. De acuerdo con Tapia, el kitesurf es de lo más divertido que ha hecho.
¿Cómo fueron tus inicios? 
Al principio, en México no era tan fácil acercarte o conseguir el equipo porque es un equipo prácticamente nuevo. A mí me tocó en el extranjero conseguir un papalote y hacer lo que me permitía e ir aprendiendo poco a poco lo del viento.
   Los mecanismos de seguridad eran un poco más arcaicos. La mayor importancia en cuanto a evolución fue la tecnología del diseño y la aplicación de sus mecanismos, hacerlos más sencillos. Antes era conocer los límites que tenían los papalotes, porque estaban probando cómo respondían.
¿Cómo accedes al equipo, es propio o lo rentas? 
Empecé con equipo propio y ahora, por el crecimiento de la estructura del deporte, ya tengo el patrocinio con la escuela The Kite Zone, que tiene la distribución de una marca. Ellos me prestan el equipo para practicarlo por una temporada y yo me encargo al final de venderlo para que me regalen uno nuevo.
¿Cómo es la situación y aceptación de este deporte en la ciudad? 
Durante estos ocho años ha habido muchísimo crecimiento, en parte gracias a que los pioneros del deporte crearon una asociación para generar más movimiento e invitar a gente a que se una a esta emocionante práctica, eso ha ayudado también a generar negocio. Por ejemplo, existen escuelas, ya hay lugares dónde enseñar. Antes tu amigo medio te pasaba el tip para no sufrir algún accidente.
¿Cuánto es la inversión inicial para un equipo de kitesurf? 
A casi todas las personas que quieren empezar se les hace una inversión muy grande el comprar un equipo nuevo, porque no saben si les va a gustar, si van a poder. Un equipo nuevo, para principiantes, que contiene el cometa con su barra de control y herramienta para inflarlo, arnés y una tabla, cuesta 2 mil 500 dólares (aproximadamente 43 mil pesos).
   Yo, que vendo el equipo completo con una temporada de uso -medio año-, lo vendo a 1,700 dólares (aproximadamente 29 mil pesos). Es un equipo seminuevo en muy buen estado. También se podría conseguir a 10 mil pesos.
¿Los equipos se hacen en México? 
No, todo se trae de afuera. Las tablas sí pudieras encontrar nacionales pero el producto es más artesanal porque la tecnología, a comparación de las de línea, no le llegan a la calidad, debido a que aquí no tenemos maquilas para eso. Ya hay algunos pioneros que comienzan a lanzar algunos accesorios aquí.
¿Cuáles son las medidas de seguridad para practicarlo? 
El sistema de seguridad se basa en la unión entre tu arnés y tu barra de control, justo ahí hay un mecanismo en donde te liberas y tu barra de control se desprende de ti; quedas enganchado a las cuatro o cinco líneas de soporte o de vuelo. En ese momento te quedas con una sola línea. Esta es la primera instancia en la seguridad.    Lo que se quiere evitar con esto es que te arrastre tu papalote, porque cada movimiento que hace el papalote te desplaza, y también se busca que no colisiones con algo o con alguien. Esos son los errores más usuales.
   Lo más común es que, cuando sentimos peligro nos queremos aferrar a las cosas y estamos agarrados, pero en el caso del kitesurf mientras más te aferras a la barra y más la jalas, más poder te da. Se vuelve contradictorio este sentido común. Hay que saber soltar.
 
Recomendaciones para quienes se inician 
Primero que tomen un curso básico. Yo trabajo para esta escuela y estoy desde hace cuatro años dando clases como instructor y, en experiencia de lo que veo, recomendaría mucho las primeras siete a nueve horas, que es en donde enseñamos la seguridad y los principios del kitesurf, porque es un deporte en el que el sentido común nos traiciona demasiado. Que tomen este curso de seguridad porque te juegas literalmente la vida.
   Mucha precaución y mucha atención a los factores externos; regularmente en los lugares donde se hace kitesurf se satura de gente y hay que estar muy atento.




ARTÍCULOS

RELACIONADOS

Viva Aerobús abrirá esta ruta de bajo costo para conectar a familias mexicanas

Juan Pablo Benavides
19 agosto, 2019

Dirigentes de la Cámara de la Industria Joyera de Jalisco salió a …

Juan Pablo Benavides
16 agosto, 2019

El Hyperloop viajará a una velocidad de 1,200 kilómetros por hora

Juan Pablo Benavides
15 agosto, 2019

RELACIONADOS