Subiré

Subiré

Business School

PLAYERS of life
11 julio, 2018

Julio César Saucedo de la Llata, rector del colegio SuBiré Business School, es también autor de la serie de 9 libros de Educación Financiera y Emprendedora de Editorial Santillana 2018, así como de otros 15 libros sobre Business School y Física. Es consejero sobre temas de educación en diversas instituciones educativas, universidades y de autoridades de gobierno, así como columnista del periódico Diario NTR. Cuenta con 2 másters, uno en Administración educativa por la Universidad de Monterrey y otro en Educación por la Secretaría de Innovación, Ciencia y Tecnología. Actualmente es candidato a doctor en Educación por la Universidad de Santander.

La actividad emprendedora en México ha aumentado. ¿Cómo apoya SuBiré a los niños y los jóvenes?

El impulso social y económico se ha transformado pasando del campo al vapor, electricidad, motor de combustión interna, energía nuclear y alternativa, computadora, internet, nube, robótica, inteligencia artificial, y así llegamos a la 4ª revolución industrial que “disrumpio” las condiciones laborales debido a los artefactos interconectados en red, máquinas cognitivas, robots colaborativos, capaces de tomar decisiones en procesos de gestión sin intervención humana, confirmando que nuestros hijos trabajarán en profesiones que hoy son inexistentes.

No hay opción, el “emprendedurismo” tiene que estar inmerso en la educación y es urgente formar docentes emprendedores para educar alumnos empresarios. El emprendimiento tiene que integrarse a planes y programas de estudio como ya ocurre en educación básica y media superior en SuBiré Business School en Jalisco y Guanajuato. Ciencia, tecnología, innovación, creatividad, lenguajes, competitividad, desarrollo de cualidades y comportamientos, actitudes, destrezas, tolerancia, adaptabilidad, desarrollo interdisciplinario con instinto científico investigador son parte de la educación emprendedora y productiva.

La información está en internet incluso con tutoriales, por lo que hard skills o conocimientos memorizados en la escuela tradicional dejaron la importancia a soft skills, que son las capacidades para relacionarse, desenvolverse, vencer la adversidad impredecible en los negocios, desarrollar talentos de comunicación, dirección, resolución de conflictos, motivación, escucha, gestión del tiempo.

Gracias a la inversión económica de la familia Ornelas Márquez, SuBiré ha construido un ecosistema formado por maestros, padres de familia, ángeles emprendedores, estudiantes y empresarios padrinos; que juntos han logrado más de 120 empresas preincubadas escolares que fomentan el trabajo, la creatividad y el ingenio.

La educación pasó de ser individual, igualitaria y generalizada a impulsar empresas startup. Los alumnos conocen términos como elevator pitch, donde presentan en breve un negocio de manera simple: inversión, retorno de capital, utilidades, producto, servicio o comercialización. La educación basada en la producción conduce a la sana ambición de prosperidad individual y colectiva, generando certeza en la orientación vocacional.

Aprender haciendo, aprender emprendiendo, fracasando, triunfando, produciendo, aprender al estar inmerso en una empresa real generará la educación indispensable para el siglo 21. Una población preparada es competitiva, atrae inversiones de empresas internacionales y con ello producción. La riqueza y el crecimiento económico de las naciones que dependía del número de fábricas, herramientas de trabajo y maquinas, ahora depende del conocimiento y habilidades del capital humano para innovar, crear, competir, producir. La revolución del conocimiento obliga a las instituciones educativas a modificar sus paradigmas y transformar sus modelos educativos.

Un niño o joven sin educación financiera y emprendedora está fuera de la economía global, por lo tanto, se convertirá tarde o temprano en un problema social.

En SuBiré cada alumno tiene una empresa donde aprende manejando dinero de verdad, ganando y perdiendo, estudian casos, promueve empresas virtuales y simuladores de negocios, estudian y analizan biografías de emprendedores exitosos.

La innovación y la creatividad deben jugar un papel importante, ¿cómo se aplica en la institución?

Países con menor desarrollo educativo tecnológico y creativo son países con mayor retraso económico. América Latina y México, están debajo de 50 países con mayor Índice de Desarrollo Humano (IDH). Los países avanzados de Latinoamérica como México, Brasil, Argentina, Uruguay, Chile, Colombia, Panamá y Perú poseen un Producto Interno Bruto (PIB) per Cápita entre 10 y 20 mil dólares anuales. Países industrializados oscilan entre 50 y 100 mil dólares.

Enfrentamos abismales diferencias sociales y económicas. Los países con mayor desarrollo debido a la promoción en sus sistemas educativos de la innovación y la creatividad, la ciencia, tecnología, la invención y por lo tanto el registro de patentes ocupan los primeros lugares en educación y simultáneamente en economía mundial:

Japón, Finlandia, Singapur, Suecia, Holanda, Noruega, Suiza, Estados Unidos, Hong Kong, Reino Unido, Corea del Sur, Alemania, Australia, Canadá.

Los “tigres” asiáticos apostaron a educación y desarrollo tecnológico creativo e innovador debido a la ausencia de materia prima y hoy son primacía económica. Japón registra 1000 millones de patentes. E. U. A., Alemania, Suecia y Corea promedian 250 millones de patentes cada uno, México registra 1 millón de patentes y sus ingresos por regalías son bajos. SuBiré apuesta a cambios profundos en programas educativos que conduzcan al hábito de la lectura, la investigación, elevar niveles de matemáticas, promover de manera atractiva y en inglés, la ciencia y la tecnología desde niveles básicos para generar vocaciones de ingenieros que provoquen cambios importantes en la industria y en la vida económica del individuo y del país.

Tenemos un programa llamado Cre.Active que acaba con el Catch & Up o “Copio y Mejoro” promoviendo que nuestros alumnos se eduquen en crear a partir de cada conocimiento. Creamos mentes “disruptivas” con base a dinámicas que didácticamente los lleven a la innovación.

Se promueve el trabajo colaborativo desde proyectos que inciden en la vida real y muestra de ello es que han logrado desarrollar drones, autos solares, plantas de energía alternativa, bicicletas para 10 pasajeros que facilitan la movilidad y la sustentabilidad; por ello, SuBiré se convirtió en un referente de la educación nacional llevando su material didáctico a todas las escuelas de México. Cre.Active significa una didáctica en los programas educativos que sea activa y creativa donde el maestro pasa a ser un motivador y los alumnos son dinámicamente los promotores del aprendizaje significativo.

Julio César Saucedo de la Llata, rector del colegio SuBiré Business School

Frase: “Detrás de los libros está lo que sueño” -C. Saucedo.

Libro favorito: Teachings for a new word, de Steve D’Annunzio & Jeff Locker

Tu mejor consejo: “Seguro hay otra vida, la actual es bellísima; disfrútala al máximo siendo feliz y alegre” J.Saucedo.

Hobby: Bailar, correr, escribir, motociclismo, actividades en el mar, el lago y la montaña.

Serie o película preferida: Sociedad de los poetas muertos, con Robert Williams.

APP que más usa: Spotify, Shazam, Runkeeper, Facebook, WhatsApp, YouTube, Google Maps, Twitter, Instagram, Uber y Netflix…

Restaurante: Sagrantino, Ofelia y Chimichurri

 

  • Contacto escuela

Página web: www.subire.mx

Teléfono:  30014800

Facebook: SubireBusinessSchool

Twitter: @subiregdl

Instagram: subiregdl





ARTÍCULOS

RELACIONADOS

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) impuso sanciones por 5.6 millones de …

PLAYERS of life
11 julio, 2018

Julio César Saucedo de la Llata, rector del colegio SuBiré Business School, …

PLAYERS of life
11 julio, 2018

La perla tapatía se declara lista para recibir a la plataforma internacional …

PLAYERS of life
11 julio, 2018

RELACIONADOS