La educación en la era tecnológica

La educación en la era tecnológica

PLAYERS of life
20 febrero, 2018

Por Mauro Garza Marín
Presidente COPARMEX Jalisco

En la actualidad el big data, la simulación de procesos por medio de una computadora, internet de las cosas y el uso de las plataformas cibernéticas como fuente de almacenamiento generan que los mercados laborales transiten de manera acelerada a la tecnificación y sistematización de sus procesos como resultado del desarrollo de nuevas tecnologías, mismos que generarán cambios, desapariciones y creación de nuevos empleos alrededor de todo el mundo. Muestra de ello son los datos presentados por la Singularity University en 2017 en el que se estima que en la actualidad las tecnologías pueden automatizar el 45% de las actividades laborales, generando ahorros en los costos de operación de las empresas.

Sin duda alguna el impulso de las tecnologías de la información es una ventaja competitiva para las empresas; sin embargo, es importante reconocer que los modelos educativos en nuestro país deben estar en sincronía con las exigencias de un mercado laboral que le apuesta cada vez a la tecnificación y especialización de su capital humano, ya que se estima que en 20 años se perderán cerca de 800 mil empleos en México.

En este mismo contexto y citando el estudio realizado por Singularity University, el 65% de los niños que ingresaron a primaria en 2017 y lo que va de 2018 trabajarán en empleos que actualmente no existen, es por ello que debemos de empujar las carreras relacionadas con las operaciones financieras, computación, matemáticas y desarrollo de software, así como las ingenierías relacionadas con las cadenas de valor.

En la Industria 4.0 las tecnologías de la información se han convertido en una herramienta que impulsa la competitividad de las empresas a través de la transformación digital, es necesario que todas las empresas implementen el uso de tecnología en sus operaciones, pero apostando por la educación continua y capacitación de su personal que permita poner en marcha los proyectos de innovación tecnológica e industrial dentro de ellas.

La tecnología nos alcanzó y ha venido trasformando la forma de hacer negocio, el reto ahora es incentivar a las nuevas generaciones a involucrarse en las carreras del futuro por medio de herramientas educativas tecnológicas. Apostemos a la innovación y la “disrupción” para crear un país más competitivo.





ARTÍCULOS

RELACIONADOS

RELACIONADOS