¡México, no te equivoques!

¡México, no te equivoques!

El 1° de julio será clave para el futuro de los mexicanos.

PLAYERS of life
25 junio, 2018

Por: César de Anda

Avicultor, exportador agroalimentario, emprendedor social y Ex Presidente de la Comisión Internacional del Huevo.

 

Me atrevo a parafrasear fragmentos de uno de los discursos político sociales más trascendentales de la historia de México.

Aquel 6 de marzo de 1994, en el Monumento a la Revolución, Luis Donaldo Colosio, entonces candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a la presidencia de la república, reconocía las carencias y omisiones que el país acumulaba en su bagaje. Sobre todo, la falta de atención a la pobreza, salud, corrupción e impunidad, resaltando vehementemente la deuda social con los hermanos en condiciones vulnerables, y peor aún, con aquellos que fueron olvidados.

La pasión y la elocuencia de su argumentación impactaron desde el primer momento. 17 días después, lo mataron.

Lo acribilló el sistema. Su muerte conmocionó al país, amén de truncar una visión divergente y una propuesta de cambio modernizador.

24 años transcurrieron hasta hoy, para el México inmerso en la falta de credibilidad en sus gobiernos y sus políticos. Las autoridades no han sabido, no han podido o no han querido, encontrar soluciones a problemas que se tornaron crónicos.

Así las cosas, con una realidad que debería avergonzarnos, el país avanza bien en unas áreas, pero en otras, no es parejo. Se siente como si fuéramos caminando en “pelotones” desiguales donde la distancia de los de adelante con los que se van quedando atrás es cada vez más larga y peligrosa.

Para agravar la situación, la industria del crimen organizado y desorganizado, la corrupción y su impunidad, lastiman a la sociedad como si hubiéramos contraído un virus mutante en el camino sin derecho a una vacuna que lo ataque y lo extermine.

Andrés Manuel López Obrador en 18 años de campaña fue recogiendo esas banderas de una sociedad agraviada y doliente para traducirlas en su arenga contra sistema.

Simplemente fue acopiando “balas” para su batalla.

Mea culpa, sí, debemos hacer un Mea culpa. Efectivamente, nosotros mismos, con indiferencia y falta de acción, fuimos construyendo y empoderando un discurso que reclamaba un cambio de rumbo con mayor atención a la pobreza y a la desigualdad.

Ante la ausencia de propuesta, Andrés Manuel se “apoltronó” en la parte más visible del escenario y arrebató recientemente la conducción de la agenda nacional.

Pero el gravísimo problema de líderes con tintes de mesías, como López Obrador, es que no explican con razones contundentes, las formas y los cómos, de la solución a los problemas. No van al fondo y se quedan en la superficialidad de los diagnósticos.

Más que nunca, hoy debemos exigir nuevas propuestas de  los que aspiran gobernarnos. No hay lugar para recetas mágicas y autoritarias, México requiere prudencia e innovación, rara mezcla, pero sí es posible combinarla. Merece fórmulas de entendimiento social que permitan transitar en el progreso a la juventud demandante de mejor nivel de vida.

Por eso, ahora que el futuro se hace presente, más importante es la participación de los jóvenes en la fuerza de la sociedad civil para que proponga caminos viables de mejores convivencias. Sin duda, el fortalecimiento de las instituciones y la exigencia de respeto a las mismas, deberán ser banderas de la democracia inteligente los años por venir. Y por supuesto que el futuro será brillante. Tenemos todo para ser ejemplo de crecimiento sostenido con equidad.

El 1º de julio, en nuestras manos estará el destino de una nación. En la mente, debemos tener al pueblo pujante y joven que exige justa aplicación de la ley. Que demanda espacio en las escuelas adaptadas a la realidad del siglo en que vivimos.

Tener presente a la población que requiere empleos mejor pagados. Pero, sobre todo, a la comunidad, que anhela paz y seguridad. En suma, votar conscientes de que queremos una vida tranquila, divertida y con buenas esperanzas.

¡México! ¡Por favor, no te equivoques!

¡Elige bien!

De no ser así, la generación que viene te lo demandará.





ARTÍCULOS

RELACIONADOS

Los millennials, la generación que ha cambiado sus prioridades, que busca romper …

Karen Herrera
22 abril, 2017

Por Juan Valles Zavala Socio de la Práctica Fiscal en Baker & …

PLAYERS of life
1 diciembre, 2016

RELACIONADOS