Una mezcla de energía y creatividad

Una mezcla de energía y creatividad

La empresaria que hizo de la creatividad una industria.

Felipe H. Leal
1 noviembre, 2018

La creatividad y el dinamismo de Mónica Escoto la convierten en una de las empresarias tapatías más interesantes de su generación. Hace 15 años incursionó en el mundo restaurantero en compañía de su esposo, Antonio Orozco, con el que entonces fue la primera sucursal de Café Chai. Sin embargo, desde aquella primera aventura empresarial, Mónica no solo logró consolidar la cadena de restaurantes, sino también diversificarse y desarrollar el corporativo Quiero Color, que agrupa marcas como Mockocity, Artmosfera, Tenisucos y Mockosines, además de decoración de interiores para hogares y negocios.

“Energía mueve energía. Por eso siempre me estoy moviendo. Andando para no perder el balance. Hago un poco de todo, en la salud y en la familia, para no clavarme y, sobre todo, buscando aprender. Soy muy curiosa. Cuando algo te llama la atención, lo investigas, lo procuras, y entonces es que vienen las ideas, los proyectos y las ganas de ir por nuevas metas”, explica Mónica.

Para Mónica, fue importante conocer a su esposo y convertirse en madre, ya que en esta faceta fue que decidió que lo suyo sería el camino del emprendimiento. Necesitaba más tiempo de calidad y, en especial, trabajar a su ritmo y en lo que verdaderamente disfrutaba, que era diseñar.

“El primer negocio que arrancamos fue Café Chai y salió de la oportunidad que vimos mi esposo y yo de poner algo que tuviera que ver con restaurantes. Me tocó estar un tiempo en Canadá, trabajando para una cafetería, cuando empezaba la moda de las cafeterías y las marcas estadounidenses también y fue en ese boom que encontramos lo que queríamos hacer en Guadalajara, porque no había eso aquí. Poco a poco trabajamos la idea en conjunto y fuimos tropicalizando el concepto para que funcionara entre los tapatíos”, detalla Mónica, que cuenta con diplomados de Arte, Diseño y Negocios en México y Canadá por el Emily Carr Institute of Art and Design.

Más adelante, Mónica se convirtió en mamá y detectó necesidades específcas de una mujer que pasa por esa etapa, de modo que comenzó a diseñar por su cuenta una línea de mobiliario y accesorios para niños que en 2008 sería Artmosfera, una tienda de diseño de muebles.

“En un momento Café Chai y Artmosfera convivieron, y así fue que desarrollamos Mockocity, un concepto infantil que, en principio funcionó en las cafeterías, pero que más tarde creció por sí solo y funciona como modelo de negocios independiente. La línea de productos y el espacio van muy de la mano, nos ha ido bastante bien en diferentes ciudades del país. Buscamos hacer mancuerna con Café Chai u otros expertos en materia de entretenimiento. Nosotros buscamos ofrecer una experiencia familiar integral”, agrega.

Mockocity es hoy un concepto de entretenimiento bajo techo con oferta lúdica, didáctica y cultural, en donde los pequeños de 6 meses a 8 años combinan el juego con el desarrollo de habilidades. Actualmente cuenta con sucursales en Guadalajara, Morelia y Ciudad de México.

“Lo más importante para lograr dar lo mejor en cada proyecto y área de tu vida es organizándote, tomando toda la ayuda que puedas y aceptando que no todo te va a salir bien o a la perfección. Hay que saber formar equipos en la familia, en la oficina o donde sea que estés, para que las cosas funcionen. Si hacemos equipo, en especial entre mujeres, se pueden lograr más”, precisa.





ARTÍCULOS

RELACIONADOS

El diseño siempre fue parte fundamental de la vida de Samuel Casillas, …

GUILLERMO RUBIO
24 octubre, 2018

Alejandro Barbosa (Guadalajara, 1977) es el presidente fundador y director de Nariz …

Felipe H. Leal
22 octubre, 2018

Cuadros, esculturas y un ambiente reflexivo que enaltece el amor a la …

GUILLERMO RUBIO
17 octubre, 2018

RELACIONADOS