Una historia que fusiona literatura y café

Una historia que fusiona literatura y café

León Refreger, el hombre que revolucionó el concepto de cafetería en Guadalajara.

Felipe H. Leal
1 noviembre, 2018

Para titularse de la maestría en Mercadotecnia Global en el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO), el empresario León Refreger tuvo que pensar en un proyecto de tesis que le permitiera demostrar lo aprendido en esos años.

Sabía que le gustaban el café y las cafeterías, y se puso a investigar más sobre ambas industrias para desarrollar un modelo de negocio que le permitiera acreditar las exigencias de su tesis de graduación.

Al poco tiempo tuvo lista una idea y se la mostró a 3 amigos que lo convencieron de no dejarlo únicamente como proyecto universitario, sino como un negocio, incluso hoy son su socios y gracias a ellos se han sumado muchos otros socios que son clave en el éxito de la empresa.

“La clave fue entender las necesidades particulares del consumidor actual. En la investigación que hicimos nos dimos cuenta que el consumidor buscaba un espacio que lo inspirara y que le signifcara una experiencia distinta a lo que había en el mercado. Todos esperaban estímulos constantes y diferentes, así que lo que hice fue agregar mis pasiones personales, como son el cine, las mascotas y la literatura clásica, para integrar el concepto que más tarde se convertiría en ‘La Borra del Café’”, explica León, quien este año recibió el Mérito Emprendedor por el Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas.

La Borra del Café, que precisamente toma su nombre de una novela de Mario Benedetti, cuenta hoy con la mayor tasa de crecimiento de todas las cafeterías jaliscienses y suma un total de 33 sucursales en 10 ciudades del país, inspirando todos los días a cientos de consumidores con una taza de café.

“Nuestro modelo de negocio es la franquicia y, para poder hacerlo y obtener esas nuevas fuerzas, tuvimos que unifcar nuestra visión, procedimientos y todo lo que exige un negocio como el de las cafeterías. Actualmente, el modelo de franquicia es el que nos representa nuestra mayor fuente de ingresos como compañía y es algo muy interesante porque te permite crecer y fortalecer tu marca a otra velocidad”, cuenta el empresario ganador del Premio Adolf Horn como Empresario Joven del Año 2016.

Además de ser la mente estratégica detrás de La Borra del Café, León es el director del corporativo Espacios Que Inspiran, que agrupa a la franquicia cafetera, así como al restaurante Garden Chapultepec, la franquicia Honey Market y a la productora de café jalisciense Preludio.

Es también licenciado en Publicidad por el Centro de Estudios de Ciencias de la Comunicación (CECC) en la Ciudad de México, especialista en Comunicación Corporativa por la Universidad Complutense de Madrid y profesor en la Universidad Panamericana (UP), campus Guadalajara desde hace casi 10 años.

“Lo más importante para emprender un proyecto es, antes que nada, la visión, el tener muy claro qué quieres hacer y a dónde quieres llegar. Después rodearte de aquellos que tengan la misma visión que tú, es decir, rodearte de aquellos locos que puedan ser tus socios o accionistas y que, en mi caso, me ayudan a llevar toda la empresa. Lo segundo, la perseverancia, porque las cosas nunca salen como queremos, siempre hay planes que no salen o no se dan. Hay que tener resiliencia”, dice el empresario cafetero.

A finales de 2019 León espera que La Borra del Café tenga 50 unidades de negocios abiertas en todo el país y consolidarse como la cuarta franquicia más grande y por fin abrir una primera cafetería en Centroamérica.





ARTÍCULOS

RELACIONADOS

El diseño siempre fue parte fundamental de la vida de Samuel Casillas, …

GUILLERMO RUBIO
24 octubre, 2018

Alejandro Barbosa (Guadalajara, 1977) es el presidente fundador y director de Nariz …

Felipe H. Leal
22 octubre, 2018

Cuadros, esculturas y un ambiente reflexivo que enaltece el amor a la …

GUILLERMO RUBIO
17 octubre, 2018

RELACIONADOS