Un latido con causa

Un latido con causa

Felipe H. Leal
1 marzo, 2019

Diana Ayala, coordinadora institucional de Desarrollo Institucional de Tu Ayuda Integra y Apoya a la Recuperación Infantil, A.C. (TAIYARI), recibió a PLAYERS of Life para hablar acerca de los esfuerzos que hacen ella y la asociación para atender a niños nacidos con cardiopatías congénitas.

¿Cómo fue que te involucraste con TAIYARI?

Durante muchos años he realizado trabajo voluntario y eso me sensibilizó ante problemas sociales, algunos que ni me imaginaba que existían. Sabía que podía hacer más, con mi experiencia y entusiasmo, así que decidí buscar un trabajo de tiempo completo donde pudiera generar un mayor impacto.

Solía revisar las vacantes para ver si una encajaba con mi perfil y un día salió publicada la de TAIYARI. Antes de aplicar, revisé su página para entender a qué se dedicaban y desde ahí me enamoré de la causa, así que apliqué, pasé los filtros y así fue que llegué. Además, sigo haciendo trabajo voluntario en otras 2 asociaciones.

¿Qué medidas has utilizado para sensibilizar a la gente hacia los distintos programas de ayuda que existen?

Lo primero que hice cuando llegué a TAIYARI fue ponerme a estudiar para saber sobre las cardiopatías congénitas, ya que no las conocía. Así he aprendido algunos términos médicos, historias de nuestros beneficiarios y voluntarios.

Por mi formación de economista me gustan las estadísticas, los datos duros y, cuando te das cuenta de la incidencia tan alta de las cardiopatías, te impresionas, o al menos eso me pasó a mí.

Algo que me gusta de TAIYARI es que tenemos un enfoque integral: difundimos información sobre síntomas, damos tratamiento médico–quirúrgico, apoyo psicológico a la familia y seguimiento a los pequeños hasta la mayoría de edad. Aunque la atención médica y psicológica es únicamente para los beneficiarios, la difusión de los síntomas la hacemos para el público en general.

Creo que lo más importante de todo es la pasión que tengo por mi trabajo, pues si logro transmitir eso, la gente escucha, se sensibiliza y dona.

¿Por qué crees que es importante que un empresario o ejecutivo se comprometa con las causas sociales?

Vivimos en sociedad. Los problemas son de todos y entre todos les debemos encontrar una solución. Además, el ayudar a alguien más, sin esperar algo a cambio, genera un tipo de felicidad y satisfacción que nada más te lo puede dar. Te haces más humano, más sensible. Como dicen, se es más feliz dando, que recibiendo.

Por otro lado, hay grandes empresarios que han dejado un legado y con su ejemplo promueven una nueva generación más comprometida con los problemas sociales y obtienen un reconocimiento.

Como dice David Noel Ramírez, exrector del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), todos debemos pagar nuestra hipoteca social, es un compromiso que tenemos y cada quien, de acuerdo a sus posibilidades, debe aportar algo a la sociedad.

¿Cuáles han sido tus mayores retos al interior de TAIYARI?

El poder trasmitir el impacto de la inversión social de la vida de un niño, la cual es la inversión social con el mejor rendimiento, porque si arreglas el corazón de un recién nacido, evitas que necesite medicamentos, atención médica y, sobre todo, que genere una discapacidad o fallezca.

Le permites que tenga un desarrollo como cualquier pequeño de su edad, permites que en el futuro aporte a la sociedad y no que sea una carga.

Otro reto es la falta de cultura de la filantropía que tenemos, somos desconfiados y no vemos los problemas de los demás como parte de nuestro entorno.

Nos hace falta empatía y el aprender a solidarizarnos, no nada más ante situaciones catastróficas, porque hay que hacerlo como una costumbre.

¿Qué proyectos vienen a futuro para la asociación?

Seguir creciendo. La incidencia de las cardiopatías congénitas se presenta en 1 de cada 100 recién nacidos. Actualmente son pocos los hospitales que las atienden y nosotros, por falta de recursos, podemos atender a un número limitado de pequeños.

Impulsar la iniciativa de ley del tamiz cardiológico neonatal, por oximetría de pulso, con el cual se podrían diagnosticar algunas cardiopatías antes de que presenten síntomas.

Otro proyecto a futuro es obtener una certificación internacional. En la actualidad el equipo médico está en un proyecto para aprender nuevos procedimientos quirúrgicos y así lograr la certificación. Y sería maravilloso en algún momento poder contar con nuestras propias instalaciones, aunque ese es un sueño a largo plazo.

¿Cuál podrías decir que es la historia o testimonio que más te ha impactado?

La historia de Jordan me impacta. Nació hace 8 años, el 1 de enero, en el hospital de Zoquipan. Llamaron al Dr. Lozano, fundador de TAIYARI, porque notaron algo raro en el pequeño y, al revisarlo, el diagnóstico fue: estenosis severa de la válvula pulmonar. El bebé podía fallecer en cualquier momento. TAIYARI estaba en proceso de ser constituida, no contaban con recursos económicos, solo los recursos humanos (el equipo médico voluntario), pero había una vida que salvar. Así todos se dieron a la tarea de conseguir insumos, recursos económicos y a los 6 días de nacido, mediante un cateterismo se salvó la vida de Jordan. Yo lo conocí hace 2 años y cada que lo veo me pregunto, ¿Qué hubiera pasado sin TAIYARI?

¿Qué le hace falta a México para poder atender mejor a los niños que nacen con cardiopatías congénitas?

Primero el diagnóstico, que sea obligatorio realizar el tamiz cardiológico a todos entre las primeras 24 a 48 horas de nacidos, así se logran detectar algunas cardiopatías antes de que presenten síntomas o que el bebé fallezca, sin razón aparente.

Ya que son diagnosticados, ahora hace falta el contar con las instalaciones para poder atenderlos. Se calcula que en todo México al año nacen aproximadamente 18 mil pequeños con una cardiopatía y, de esos, 14 mil necesitarán algún tipo de intervención, pero el sector salud solo tiene capacidad para atender a 4 mil.

PLAYERS brief

  • El 15 de marzo TAIYARI cumple 8 años de estar al servicio de la comunidad.
  • A la fecha llevan 89 procedimientos quirúrgicos y más de 150 pequeños atendidos.
  • El consejo de TAIYARI lo integran 7 personas, aunque también cuentan con el apoyo de 20 voluntarios de acompañamiento, 36 médicos voluntarios y 2 personas encargadas del área operativa.

 

Donativos y datos de contacto

Tu Ayuda Integra y Apoya a la Recuperación Infantil, A.C.

BBVA Bancomer 0192676672

Clabe 012320001926766726

Celular: 33 1845 5009

Oficina: 3630 4594

Correo: contacto@taiyari.org

Página www.taiyari.org

Facebook: TAIYARI A.C.

Twitter: @TAIYARI_AC

Instagram: taiyari_ac

LinkedIN: TAIYARI A.C.

 

Diana a detalle

Fecha y lugar de nacimiento: Minatitlán, Veracruz, 1969.

Estudios: Lic. Economía, y maestría en Administración.

Años de trabajar en TAIYARI: 3

Definición de sí misma: activista, positiva y proactiva en la busca de crear un mundo mejor.

Gustos personales: arte popular mexicano, los gatos, la naturaleza y aprender cosas nuevas.





ARTÍCULOS

RELACIONADOS

El ADN de Pablo Errejón está marcado por el mundo inmobiliario. Su …

Felipe H. Leal
1 marzo, 2019

Guadalajara es una ciudad con gran potencial de desarrollo tecnológico que se …

GUILLERMO RUBIO
27 febrero, 2019

Algunos lo supieron desde que eran estudiantes universitarios, otros cuando descubrieron las …

PLAYERS of life
26 febrero, 2019

RELACIONADOS