Mucha Liga, un Tequila que fusiona innovación y folclor

Mucha Liga, un Tequila que fusiona innovación y folclor

GUILLERMO RUBIO
14 junio, 2018

Jorge, Bruno y Yakin, son tres jóvenes emprendedores que lograron unir mundos fascinantes como la tradición del Tequila, la innovación y el folclor de la Lucha Libre, para tener como resultado una botella con un diseño seductor en cuyo interior se puede encontrar un homenaje a los procesos artesanales de la bebida con Denominación de Origen.

La redacción de Players recibió la visita de los socios del Tequila Mucha Liga para conocer su interesante historia dentro de la industria tequilera, un sector que se caracteriza por la innovación y una dura competencia.

¿Cómo nace Mucha Liga?

Jorge: Yakin y yo éramos socios en un negocio de compra-venta de agave, la materia prima para hacer el Tequila, pero no nos fue bien y decidimos salirnos. Por su parte, Bruno ya tiene experiencia en el ramo desde hace aproximadamente 8 años.

Un día él me platicó que estaba ayudando a un Tequila cuya botella estaba llamando mucho la atención en el extranjero. Entonces, le dije que hiciéramos algo similar, que diseñáramos una botella que captara la atención de forma instantánea porque es la única oportunidad de tener posibilidades de competir con las grandes marcas si no teníamos capital suficiente para invertir en marketing.

Entonces nos preguntamos: ¿qué es lo primero? Que visualmente sea atractiva, que por impulso la adquieran y después vean que dentro de la botella también hay un gran Tequila. Así fue como nació la idea.

Después nos juntamos los tres en un café e hicimos una lluvia de ideas hasta decidir que queríamos que nuestro producto se relacionara con todo el folclor que envuelve a la lucha libre.

¿Por qué elegir la lucha libre?

No somos grandes fanáticos, pero sabemos del gran alcance y efecto global que tiene. Casi todo el mundo la conoce. Decidimos juntar la tradición de la bebida espirituosa y el folclor de la  Lucha Libre con el valor agregado del diseño, que es lo que llama la atención de nuestra marca.

Ahorita lo platicamos y pareciera que en una reunión salió todo (entre risas), pero todo el proceso fue prueba y error durante 10 o 12 meses, hasta que al final salió el producto terminado. También hubo la intervención de un amigo diseñador que nos ayudó con la forma del cráneo, y en base a eso, se mandó a hacer un molde y fue continuar probando hasta obtener un resultado óptimo con el color de la máscara.

¿De dónde surge el nombre?

Bruno: Yo fui el creador del nombre; tengo mucha participación en los procesos creativos. Jorge y Yakin se acercaron conmigo para que le diéramos cuerpo y sentido empresarial a la idea que habían generado.

Bajamos tres conceptos: folclor, lucha libre y Tequila. Los juntamos con la innovación al arriesgar en la propuesta de comunicación con el diseño, que la botella lo ostenta muy bien.

Queríamos que fuera un producto que tuviera valor en anaquel, que se diferenciara  de los demás y sobre todo, que resaltara la tradición del Tequila porque es todo lo que existe detrás de nosotros y cómo creemos que se debe de hacer, desde seleccionar bien a la comunidad que produce el agave, seleccionar la planta madre, cómo se produce y su calidad.

Una vez que conjugamos todo eso, siguió el diseño del producto para generar un circuito de Lucha Libre apegado a esos 3 conceptos y de ahí nacieron los tres personajes: Bravo, que está relacionado con la calidad del Tequila blanco; el luchador Canibal, que representa las  características del Reposado, que ya tiene maduración en barrica. Al Añejo que tiene más maduración, le llamamos Invicto.

Cada personaje cae sobre esta marca para poder hacer una rotación de sus características y de tal forma, no sólo logramos darle salda a la relación entre los perfiles de Tequila, sino asociarlos a una característica de luchador. Cada uno tiene rasgos distintivos que lo caracterizan para poder comunicar.

A su vez, desarrollamos los productos miniatura que son algo interesante.

Yakin: En el momento de la concepción de la marca también existen paralelismos entre el líquido y cómo se fabrica y cada personaje. El blanco representado por un luchador joven, y también existe un paralelismo entre nosotros, somos tres socios y pues nos sentimos identificados con estos productos de esta manera.

¿Son productores o distribuidores de Tequila?

Bruno: Somos socios de la destilería Juanacatlán, que está en la zona de la Ciénega cerca del aeropuerto de Guadalajara. Es una nueva región para producción de la bebida, comparada con las otras dos regiones que son Los Altos y Valles. Eso nos ha dado la oportunidad de generar un valor distintivo para el producto porque la tierra donde se produce no ha sido explotada para los términos del agave, esto le da mucha riqueza a nuestra materia prima y se ve reflejada en el producto.

Decidimos trabajar con esta destiladora por el modelo de negocio que tiene, que es una cooperativa con 80 productores de agave de la misma región. Ya tienen mucho trabajando con la planta.  Dentro de la industria es un punto muy específico e importante para evitar que los precios alrededor de tu plan de negocios se vean modificados, además del plus que tiene que sea un producto de calidad.

¿Cómo se elabora el Tequila Mucha Liga?

Nuestro Tequila se coce en horno de piedra, de manera tradicional. Ya solo quedamos alrededor de 10 ó 15 destilerías que todavía se apegan a los procedimientos artesanales.

¿Cuál es el objetivo de la marca?

Bruno: El objetivo de la marca es convertirse en un regalo de México para el mundo, aglomerando esos tres conceptos que mencionábamos antes, tradición, folclor e innovación.

Se diseñó la botella con el afán de que sea un producto que se mueva por impulso. La gente lo que quiere es verlo, tocarlo y después averiguar qué hay dentro.

Jorge: No importa que esa primera compra sea por impulso, pero queremos que lo prueben y se den cuenta que adentro hay un producto Premium.  Van a probar realmente lo que es el Tequila 100%.

¿En dónde tienen presencia?

Yakin: Estamos ya operando con bastante éxito en Australia, Estados Unidos, Japón, Suecia, Nueva Zelanda y desarrollando nuevas líneas en España y China.

Nuestra capacidad es de alrededor de 40  mil botellas mensuales.

Toda nuestra producción es Tequila 100%, queremos preservar los valores de cómo se produce la bebida y toda la gente que está detrás de este proceso.

La marca es muy nueva, tenemos dos años y medio de haber salido al mercado. Primero, comenzamos a distribuir  en Japón y  desde entonces, cada 4 o 5 meses hemos estado abriendo potenciales mercados.

¿Dónde se distribuye a nivel nacional?

Jorge: Aquí en Guadalajara ya estamos en los distintos establecimientos de Vinos América, también tenemos presencia en Pto. Vallarta, Chapala, en la zona turística de Tlaquepaque, León, Colima y San Luis Potosí.

Mucha Liga también lo puedes encontrar en la CDMX, en la Riviera Maya, Tulum y Playa del Carmen.

En los aeropuertos nos está yendo de maravilla con las miniaturas, únicamente con la versión de 100ml.

A pesar de que apenas llevamos tres meses de incursionar en el mercado nacional, nos está yendo bastante bien y a la gente le está gustando, pero lo que queremos es que conozcan más de nuestra marca.

Tienen un proyecto  de labor social muy interesante, ¿en qué consiste?

Jorge: Se nos ocurrió llevar nuestras botellas con los huicholes para que intervinieran la parte de la máscara, ellos usan la Shakira y se ve muy padre todo lo que hacen. Ellos mismos la trabajan, no les damos los diseños.

Con esa botella edición especial hicimos una subasta para apoyar a la comunidad huichola y nos fue bastante bien, recaudamos una considerable suma para mejorar unas instalaciones que tienen en Zoquipan; es un grupo que tiene muchas carencias.

Además, hace días participamos con una botella en una subasta en Acapulco, donde las ganancias fueron destinadas para ayudar a la construcción de escuelas para niños de una asociación civil de Guerrero.

Es un proyecto que va a seguir, todavía seguimos puliéndolo pero la idea es que esas ediciones especiales se subasten para que la totalidad de las ganancias se vayan para apoyar a estos grupos.

Queremos seguir poniendo nuestro granito de arena, en un futuro nos gustaría que esas botellas estén en los anaqueles en la sección de botellas elite.

Bruno: El componente social que tiene la marca no es solamente estacional con estos productos y buscar entrelazarlos con comunidades de huicholes o comunidades con carencias, no solo es esa parte con los productos que nosotros les comisionamos. También la forma en la que seleccionamos a nuestros proveedores como lo es Destilería Juanacatlán, pues buscamos siempre esa relación con los proveedores que tienen ese interés en juntar las capacidades sociales de la gente que les provee agave. Ellos tienen un programa de empleo del 95% mujeres en condiciones de marginalidad, migración, etc.

Nos involucramos mucho con las comunidades para generar un contexto que nos ayude a crecer en conjunto.

Yakin: Es crear una plataforma donde los productos que hacemos puedan generarles oportunidades y una forma vida digna por medio de su trabajo y que éste sea expuesto a través de nuestros productos.

¿Cómo es la competencia en la industria del Tequila?

Yakin: Es férrea. Hay alrededor de mil 500 marcas. La industria tequilera siempre se ha caracterizado por ser innovadora a comparación de otras bebidas espirituosas. Este sector siempre tiene este componente creativo, hay proyectos muy interesantes, entonces la competencia es elevada, pero yo creo que es un caldo de cultivo para buenas ideas porque siempre estas codeándote con empresas que generan innovación y eso impulsa a todos.

¿Cuál fue su motivación para emprender?

Jorge: Cuando inició este proyecto desde la primera reunión hace como 4 años, estábamos en una situación económica complicada, veníamos de un mala experiencia en la comercialización del agave y en primera instancia fue la necesidad. Ya después poco a poco nos fuimos motivando. Yo tenía nulo conocimiento del ramo tequilero, Bruno ya tenía más experiencia y nos acercamos con él.

Realmente, partimos de cero pesos. Bruno aportó 150 mil pesos y con eso empezamos y ese monto prácticamente se usó para hacer el molde y pagarlo. La primera venta fue a los japoneses gracias a un contacto que Bruno tenía. El pago lo hicieron por adelantado, vendimos con renders y creyeron en nosotros. Ahí fue donde inició la parte de aportar capital a la empresa.

Entonces en un inicio si fue la necesidad, pero ya después que vimos que teníamos un muy buen producto, nos comenzamos a enamorar y vimos que podíamos llegar muy lejos.

¿A qué dificultades se han enfrentado?

Jorge: A bastantes, qué emprendedor te va a decir que no ha tenido alguna. Definitivamente, la falta de capital en un inicio y para cosas para crecer, desde ponerle la caja a la botella que se necesita dinero.

Bruno: También a las variables de producción de Tequila, de agave. Además de los grandes jugadores que son el Whisky, el vodka y otras bebidas.

Estamos en un rango de 40 a 47 dólares en anaqueles en Estados Unidos, es un precio bastante competido pero nosotros tenemos la ventaja de salir visualmente del anaquel, y la gente se siente atraída.

¿Planes a futuro?

Yakin: Entre nuestros proyectos está entrar en el Bajío, a la gente de esa zona también le gusta mucho el Tequila. Además, queremos seguir consolidándonos en los lugares donde ya tenemos presencia.   Somos muy cuidadosos de dónde se vende nuestro producto.

Estamos muy enfocados en Estados Unidos. En México, vamos a relanzar la marca en los 14 estados en los que ya tenemos presencia.

Redes Sociales

Facebook: Mucha Liga

Instagram: @muchaliga

Twitter: @muchaligamx

 





ARTÍCULOS

RELACIONADOS

Javier Dueñas y Jaime de Obeso son dos tapatíos que han logrado …

GUILLERMO RUBIO
2 agosto, 2018

José Guillermo Lomelín es un amante de las Artes Culinarias. Desde joven, …

GUILLERMO RUBIO
26 julio, 2018

La gastronomía ha sido parte fundamental de la vida de la chef …

PLAYERS of life
19 julio, 2018

RELACIONADOS