Inspiración que “mueve” a las empresas

Inspiración que “mueve” a las empresas

GUILLERMO RUBIO
15 noviembre, 2018

Los duros golpes de la vida fueron marcando el camino de Gonzalo Díaz Baez, un ingeniero civil que encontró en la Comunicación y las Relaciones Públicas, su verdadera pasión y vocación.

Con café en mano y con un semblante reflexivo, el consultor habló con la redacción de Players acerca de cómo ha logrado consolidar su carrera.

Eres ingeniero, pero ¿Cómo surge la idea de convertirte en speaker/consultor?

Nací siendo ingeniero industrial y me dediqué a ello durante un buen rato. Después de un tiempo, me brinqué a la parte de Relaciones Públicas y Comunicación al entender que los mejores proyectos se ejecutaban al momento de agregarles una buena comunicación.

Fundamos una empresa de relaciones públicas, la cual tarde o temprano, cada socio tomó un camino diferente. Pero yo decidí tomar lo que era mi esencia sin combinarla con socios directos para crear una nueva empresa llamada WeFor, que se dedica 100% a incrementar los niveles de cultura y liderazgo dentro de las empresas.

Más allá de ser speaker, la realidad es que vivo también la parte de desarrollar métodos de consultoría, de la educación, porque la firma tiene dos pilares: la consultoría, pero también la parte de formación de gerentes, directivos y supervisores.

Entonces, al ver esto, sí vivo la parte de ser speaker en mi propio programa porque soy consultor y maestro de mi propia academia, pero también me da la oportunidad de acercarme con otras personas con los mismos talentos y que son “unas joyas” en lo que hacen y abonan a la metodología de la organización.

Esto (WeFor) nació por las verdaderas ganas de entender que los proyectos proliferan más cuando tienen una muy buena cultura de ejecución. Por otra parte, que es la más relevante, también entendimos que la masa crítica para cambiar a una sociedad está ahí. Nos dimos cuenta de que si además de mejorar a las empresas, mejorábamos a las personas durante ese camino, nos iba a dar la oportunidad de impactar en gran medida a la sociedad misma.

¿Cómo es un día de trabajo para Gonzalo?

Te lo voy a platicar como Gonzalo. Hay dos tipos de días: de lunes a miércoles, el día empieza desde las 4 de la mañana. Inicio creando el contenido o metodologías y reviso la información que me hacen llegar los consultores de la firma. Posteriormente, se las regreso y me voy al gimnasio. Mi equipo entra a las 8:30 de la mañana. Yo llego también a esa hora a la oficina y reviso los pendientes junto con ellos. Casi siempre revisamos dos tipos de cosas: marketing de la empresa (invitaciones, etc.) y les hablamos a los consultores para saber cómo van sus proyectos. A lo largo de la mañana me quedo en la oficina o salgo a entregar contenidos; generalmente mis días son muy ágiles. Por la tarde dedico mi tiempo a reuniones, pláticas, llamadas telefónicas, etc.

Los otros dos días restantes de la semana viajo a la Ciudad de México o alguna otra ciudad en la que estemos trabajando con alguna empresa. Y con la misma dinámica que tengo aquí en Guadalajara, veo a mis clientes, pero durante dos días y casi siempre lo hago cada 15 días.

¿Cómo definirías a la inspiración?

Me encanta esa palabra porque está de moda la motivación. Si quitamos eso del panorama, la inspiración es el elemento que tiene cualquier persona para que sí se movilice a hacer algo. Si tú me motivas, voy a estar emocionado de llevar a cabo el trabajo, pero si tú me inspiras, voy a estar llamado a hacer algo. Y a eso lo podemos traducir en algo llamado movilización. Es cuando se logra hacer un cambio de conducta, implementado, ya llevado a la acción.

¿Qué características debe tener un emprendedor exitoso?

Yo le veo dos características a cualquier emprendedor exitoso e incluso a los empresarios. La primera: la resiliencia, que implica saber que habrá una serie de errores y fracasos naturales que tiene el proyecto, porque incluso aunque tenga muchos años y esté consolidado, suele haber caídas pero tienes que levantarte y saber anteponerte a la situación y a reinvertarte en el día a día.

La otra, es el autoconocimiento: la capacidad de conocerse a sí mismo y las fortalezas que tienes realmente y no pensar cuáles tiene el vecino, sino en las que tienes tú.

Ambas me parecen esenciales para cualquier emprendedor.

 

¿Cómo se logra que una empresa migre a un modelo de Cultura 4.0?

Es muy interesante. Yo le veo 3 fenómenos a esto: la digitalización, que es usar herramientas de este tipo para tu estudio. Otra es que tu empresa sea digital, es decir, que entregues el contenido ya no en un local físico, sino que tu plaza esté dentro de la nube. Y por último, la cultura.

El primer camino para lograr cualquiera de las dos primeras, es empezar por la cultura de la gente. Es tener personas que estén dispuestas al bienestar, a la inclusión, a la diversidad de talentos, aceptación de las diferencias, nuevos modelos de negocios, a las culturas horizontales   y menos verticales. Si primero tienes esa parte cultural, el mismo entorno te va a ir llevando paso a paso hasta llegar a la digitalización.

Lo que se tiene que hacer es invertir mucho en la cultura de la gente, que esté esperanzada en que está en el lugar correcto, dispuesta a abonar con su creatividad. Eso sería la primera cuña para llegar al mundo 4.0: capacitar a la gente en la cultura del cambio y no aferrarse a los instrumentos ordinarios. Además, se debe entender que la innovación no solamente es 4.0.

¿Con qué empresas has trabajado?

Nos ha tocado trabajar en dos campos: las empresas trasnacionales y las familiares. Entre las firmas trasnacionales se encuentran Continental. Asimismo, también hemos colaborado con Telcel en temas de cultura en ventas y con los chicos de Huevo Cartoons.

¿Cuál ha sido el problema más recurrente que te has encontrado en las empresas?

Creo que son dos. El más recurrente es que nos encontramos con perfiles de personas que dicen: me vienen a enseñar cosas que ya sé, o lo mismo de siempre. Lo interesante es que no importa la edad, porque hay gente muy joven que lo dice, y también personas de edad avanzada.

El otro gran problema es que se cree que el cambio cultural de la empresa es un tema que le corresponde a Recursos Humanos. Pero en realidad, se trata de dirección estratégica, porque cuando la cultura aumenta, nosotros hemos demostrado incrementos del 20% en la rentabilidad y reducciones de la rotación a la mitad, tan solo por el simple hecho de hacer cultura. Pero en muchas ocasiones, el director se desentiende y no lo mete en la estrategia global, pero es algo que tiene que ir acompañándola, de la mano.

¿Recuerdas alguna anécdota que te haya marcado?

Me he forjado mucho en temas de emprendimiento hasta por situaciones personales. En cada situación personal que he vivido, he tenido la oportunidad de perder pedazos de mi familia y otras situaciones de dolo. Un coach me dijo recientemente: en ese momento tienes dos caminos, el primero es caerte en el dolor. La segunda opción es reinventarte, porque la nueva enseñanza te va a llevar a una reinvención. Afortunadamente, hemos tomado la segunda, aunque con algo de dolor (sonríe). Esa parte si me ha sucedido. He tenido pérdidas fuertes donde he encontrado una reinvención personal muy interesante.

En WeFor, tengo un caso reciente de un señor que es director de una empresa en la que iniciamos un programa de cultura y de entrenamiento de directivos. Luego de revisar el primer caso de estudio, lo primero que nos dijo de forma abierta en el primer grupo ante toda la gente fue: va a pasar lo mismo de siempre, mucho esfuerzo y nada de cambio. Sin embargo, a la mitad del programa de desarrollo, nos encontramos con que la misma persona nos dice que se acaba de dar cuenta de que el problema siempre había sido él, que no generaba cultura, no cuidaba a su gente y no tenía un buen liderazgo. Se abrió tanto, que nos recordó a nosotros también por qué hacemos lo que hacemos, porque sí trabajamos para la empresa, pero tarde o temprano para que una persona tenga un despertar en su vida.

¿Qué planes tienes a futuro?

La firma tiene oficinas en Guadalajara y una representación pequeña en la Ciudad de México. Entonces, lo que queremos es crecer en la capital, abrir una oficina en Latinoamérica y el próximo año vamos a tener un par de eventos estratégicos abiertos al sector empresarial y para consultores que hacen lo mismo que nosotros, pero queremos que se actualicen y hablarles de liderazgo y felicidad.

Por otro lado, también entramos en un proceso de aceleradora para ser un pivote tecnológico y complementar nuestro método con tecnología.

Fotos: Melina Mariscal

Locación: IOS Offices Andares Corporativo

Contacto

Sitio web: wefor.co

Facebook: WeFor Leadership

Facebook: Gonzalo Díaz Baez

Twitter: @gonzalodiazbaez

Instagram: @gonzalodiazbaez





ARTÍCULOS

RELACIONADOS

Cuadros, esculturas y un ambiente reflexivo que enaltece el amor a la …

GUILLERMO RUBIO
17 octubre, 2018

La creatividad, los colores y una gran idea de negocio se conjugaron …

PLAYERS of life
11 octubre, 2018

Sentarse y comenzar a jugar con las formas y colores de metales …

GUILLERMO RUBIO
5 octubre, 2018

RELACIONADOS