El ‘crack’ inmobiliario

El ‘crack’ inmobiliario

El directivo que le dio la vuelta a la industria de la vivienda.

Felipe H. Leal
1 marzo, 2019

El ADN de Pablo Errejón está marcado por el mundo inmobiliario. Su madre, la señora Beatriz Alfaro de Errejón, fue una de las primeras mujeres en profesionalizar la comercialización de propiedades y terrenos en una época en la que pocos lo hacían con rigor, y su papá, Juan José Errejón Hernández, es también un importante desarrollador de proyectos residenciales y de negocio en la zona metropolitana de Guadalajara.

Hace casi 8 años, Pablo fue invitado por su familia a tomar la  dirección general de Grupo Guía, comercializadora inmobiliria que la señora Beatriz fundó en 1997 tras estar al frente de otros proyectos. Desde entonces, el directivo no solo ha apostado por generar nuevas formas de trabajar en equipo, sino por introducir a su empresa en la era tecnológica y por demostrar que una compañía en apariencia tradicional puede sumarse a la nueva era sin perder su esencia.

Pablo Errejón está consciente del lugar que ocupa en una de las comercializadoras inmobiliarias más grandes del occidente de México, y también del reto generacional, económico y social que esto representa tanto para él como para Grupo Guía.

“Si hay algo tradicional es la comercialización de inmuebles. Entonces, una de las metas que tenemos es hacer que, algo que la gente piensa que es lo tradicional de lo tradicional, sea un ejemplo de que las empresas de años se pueden convertir al nuevo mundo sin perder su tradición, su prestigio o su gente; que sí es posible abrirte a la era tecnológica manteniendo quien eres”, cuenta Errejón en entrevista exclusiva para PLAYERS of life.

Grupo Guía hizo la primera aceleradora de proptech del sector realstate en Latinoamérica para reafirmar el liderazgo que siempre ha tenido en la industria y para demostrar qué nuevos caminos debe seguir la industria en un mundo regido por la inmediatez.

“En los 22 años que tiene la empresa la he visto crecer y consolidarse a un ritmo impresionante. De hecho, en el último año y medio nos hemos concentrado en transformarnos totalmente, con toda la experiencia, la trayectoria, el prestigio y el ser buenos socios, para pasar de ser una empresa inmobiliaria a ser una empresa de tecnología en el mundo inmobiliario”, acota el directivo.

Aunque se fundó en 1977, no se consolidó como Grupo Guía sino hasta 1997, pero desde entonces ha crecido hasta contar hoy con más de 300 colaboradores y con la comercialización exclusiva de 44 desarrollos en la zona metropolitana de Guadalajara y Querétaro.

“El negocio inmobiliario es uno de los más importantes en cualquier economía. Si nosotros vendemos, en automático viene un motor para el desarrollador, el constructor, el arquitecto, los diseñadores, los proveedores de ventanas, pisos, cocinas, jardines y más. En la medida en que nosotros vendemos se detonan cientos de miles de trabajos relacionados con el sector”, explica.

Además de su presencia en Guadalajara, Grupo Guía cuenta con complejos fuera de la ciudad, en Puerto Vallarta y Tapalpa, y con oficinas en Querétaro y, próximamente, en Cancún.

“El negocio inmobiliario, la comercialización, de cierta forma es como un mercado. Parece que es poco profesional cuando, en realidad, puede no serlo. Puede que sea profesional, puede que no lo sea. Tiene este mito de que te despiden a los 55 años y te puedes hacer inmobiliario o que te quedas viuda o te divorcias y te haces inmobiliario, pero eso no es cierto. Hoy ya no tiene por qué ser así: los asesores deben estar perfectamente formados y capacitados, y nosotros estamos invirtiendo muchísimo porque sea una realidad”, detalla Errejón, cuya madre ayudó a consolidar algunas de las colonias y fraccionamientos más representativos de la ciudad, como San Miguel de la Colina, Valle Real, Lomas del Bosque, Royal Country, Solares y Jardín Real.

Para el directivo la cuestión inmobiliaria está en hacer que, dentro del marco de un plan integral de ciudad, los habitantes se realicen mejor como personas, y que los desarrollos cumplan también con cada una de sus necesidades.

“Lo más importante es entender las necesidades de las personas, de las familias, de los clientes. En cierto momento las familias necesitaban espacios amplios y áreas verdes, una casa, y nosotros teníamos que proveerles la mejor respuesta a sus necesidades. A lo largo de los años el tráfico y las distancias nos han obligado a traerles eso que anhelan a una distancia mucho más cercana. Entonces, lo que mejor responde a esto son los usos mixtos, los departamentos bien ubicados, las amenidades, los espacios públicos y la cercanía a los colegios y a los trabajos”, puntualiza.

En el sector inmobiliario existen tendencias globales y nacionales, pero Pablo Errejón y el equipo de Guía saben que estas no siempre aplican a todas las localidades y contextos, pues muchas veces se deben tomar en cuenta otras particularidades del mercado al que van dirigidos los proyectos; es decir, encontrar el equilibrio entro lo global y lo local.

“Hay una tendencia hacia la verticalización, que es cuando las ciudades se expanden mucho horizontalmente y se da esta necesidad de volver a donde están los servicios. Pero al mismo tiempo existen necesidades muy particulares que responden al clima, al tamaño de las familias, la cercanía a los puntos importantes de cada región. Guadalajara es única, increíble, dinámica, y las necesidades con las que nos topamos aquí pueden parecerse, en algún sentido, a las de la Ciudad de México, Monterrey, Puebla o Tijuana, pero la realidad es que también son únicas”, acota.

Lo importante para Errejón es que el espectro del sector inmobiliario se entienda desde el punto de vista del cliente y del inversionista o desarrollador, que son a quienes los comercializadores trabajan por satisfacer.

“Cada perspectiva es igual de relevante para nosotros: la de las personas que van a habitar los lugares, que son las más importantes y cómo a ellas se les van a resolver las principales necesidades del día a día, de su estilo de vida con desarrollos inmobiliarios dirigidos, y no genéricos; y también la de los inversionistas y los desarrolladores, porque tenemos que pensar en cómo darles una rentabilidad a través del negocio inmobiliario. Es nuestro trabajo mostrarles cómo sigue siendo negocio para el desarrollador el vender a nichos específicos”, agrega.

En Grupo Guía valoran al cliente y lo asesoran para que haga una decisión informada que le permita comprar, rentar o vender en las condiciones que mejor vayan con sus necesidades. “Nosotros creemos, primero que nada, en tener grandes equipos. Para nosotros no existen las individualidades, sino las sinergias, las místicas y los acompañamientos. La habilidad de crear grandes equipos es la base de nuestra filosofía y esto lo debemos hacer en todos los lugares a los que vayamos. Al principio me tocó ser parte de un gran equipo corporativo muy importante, con mis hermanos, pero hoy también hay un gran equipo en la empresa con pilares como Alejandro Dibildox y Luis Salazar, y los demás miembros de sus equipos directivos, que han sido todos vitales para esta transformación”, asegura.

La intención de Errejón es que estos equipos se repliquen en otras geografías y localidades, pero con el acompañamiento de un core tecnológico que los apoyará desde Guadalajara para que todas estas capacidades, virtudes y procesos se desarrollen en las otras regiones.

“Más que pensar en el encarecimiento de las propiedades, tenemos que pensar en cómo le podemos hacer para que el cliente pueda pagar una propiedad. Cuáles son las facilidades de pago, las formas innovadoras para la adquisición de inmuebles y cómo mejorar las tasas”.

“Cambiamos nuestra imagen y procesos para lograr esto, y estamos ya a nada de salir al mercado con esta nueva etapa. No serán sucursales o franquicias, pero sí un híbrido basado en las personas y potencializado por la tecnología para lograr expandirnos a todo el país en no más de 3 o 4 años”, señala.

En una industria como lo es la comercialización de inmuebles, donde clientes y asesores son de distintas edades y generaciones, es vital que la comunicación y la tecnología sirvan de enlace entre unos y otros.

“Mi generación es privilegiada porque está entre la generación X y la de los millennial. Esto te ayuda a entender a las 2: las preocupaciones empresariales, sociales, políticas de la generación X y las necesidades empresariales, sociales, educativas y políticas de la generación millennial. A mi generación le toca ser un puente de comunicación y entendimiento entre las distintas generaciones”, ahonda.

Errejón considera que todo esto debe ir acompañado de una visión empresarial trascendente, ya que si no sucede así, lo demás no vale la pena. “Todo empresario debe tener como prioridad el ver cuántos trabajos genera, cómo pagarlos mejor, cómo crear una mejor economía y un mejor entorno. Creo firmemente en la transformación de la sociedad por medio de la iniciativa privada y de las asociaciones civiles.”, explica.

Además, reconoce el momento tan importante que Jalisco y sus ciudadanos viven como parte de ser una potencia económica y de innovación, con la posibilidad de convertirse en el hub tecnológico más importante de Latinoamérica y uno de los 20 más importantes del mundo.

“En Jalisco tenemos una oportunidad impresionante de resiliencia, de innovación, de animarnos a hacer las cosas diferentes. Jalisco debe pensar en grande, de reinventarse, de invertir en mercados globales, de pensar en nuevas industrias, de apostar por las energías renovables. En medio de la adversidad vienen grandes cosas, grandes cambios y nosotros como tapatíos y jaliscienses tenemos que animarnos a tomarlos”, concluye.

Grupo Guía hizo sinergia al invertir o acelerar las primeras generaciones de startups como: 100 Ladrillos

  • Wiggot
  • Homie
  • Wiggot Homie
  • Briq
  • Wimet
  • Comunidad Feliz

Libros favoritos:

  • El Señor de los Anillos
  • Hamlet
  • Don Quijote
  • La Ilíada

Y que recomienda… The Inevitable, Bold, Shoe Dog, Zero to One

 

Entrevista: Felipe H. Leal

Fotografía y Video: Guillermo Flores

Producción Digital: Guillermo Rubio

Locación: IOS Offices Paseo Andares

Arte: Armando González

Apoyo Editorial: Edgar Llanas





ARTÍCULOS

RELACIONADOS

Originario de Cali, Colombia, Julio Alberto Ríos Gallego mejor conocido como julioprofe …

Leyda Mar
25 abril, 2019

La creatividad y el gusto por el diseño, las artes y la …

GUILLERMO RUBIO
17 abril, 2019

Con el objetivo de reducir hasta en un cero por ciento la …

GUILLERMO RUBIO
10 abril, 2019

RELACIONADOS