DM Solar, una empresa llena de energía

DM Solar, una empresa llena de energía

Yusef Kanchi Gómez y tres jóvenes decidieron apostar por la revolución energética y hacerse de un lugar en la industria de las energías limpias.

GUILLERMO RUBIO
17 mayo, 2018

Yusef Kanchi Gómez es un joven apasionado por las energías limpias. Junto con Andrés González Reyes y David Alejandro Rodríguez, decidió aventurarse en el mundo del emprendurismo y fundó en 2012 la empresa DM Solar con el objetivo de comenzar la revolución energética en México e impulsar la industria solar.

Actualmente, es la distribuidora de productos solares más importante del país y ha sido reconocida por la Revista Forbes como una de las 30 promesas de negocios en México. Además, el Premio Adolf Horn al Joven Empresario del año 2018 en Jalisco, respaldan la corta, pero exitosa trayectoria de Yusef Kanchi Gómez en los negocios.

¿Cómo fue que empezó DM Solar?

Todo comenzó hace seis años. Tengo 2 socios y en ese tiempo estábamos en la universidad. Nos preguntamos qué queríamos hacer de nuestras vidas. Todos teníamos ganas de empezar algo nuevo y veíamos que las energías renovables venían muy fuertes. Entendimos que el petróleo no deja nada bueno. Queríamos hacer algo diferente, que ayudara al planeta.

 ¿Por qué apostar por las energías limpias?

Quisimos empezar la revolución energética aquí en México, porque cuando iniciamos muy pocos sabían lo que era un panel solar. Había muy pocas ideas acerca de las energías renovables. Pero nosotros vimos que tenía muy buena viabilidad ambiental y económica.

¿A qué dificultades se han enfrentado?

La primera y la más fuerte. Cuando entramos completamente a la industria energética, nos topamos con empresas muy grandes y muchos monopolios. De entrada, te ponen muchos obstáculos para importar producto o para entrar a concursos donde tienen que ser productos de esas empresas muy grandes que controlan el mercado. Están muy acostumbrados a esas prácticas.

La edad fue otra de las dificultades. Cuando llegamos nos decían que éramos unos niños chiquitos que venían a jugar con los adultos. Todos los proveedores que ahora tenemos son las firmas más grandes de la industria solar y tienen presencia en Estados Unidos, Europa, Canadá y Asia, donde son mercados mucho más maduros que en México. Entonces nos veían a nosotros, unos chavos de 21 años que llegaban a decirles que queríamos vender sus páneles en México y nos respondían: vayan a comprar ahí a la tienda. Ya que dejen de jugar a la escuelita pueden venir con nosotros porque es un producto costoso.

Tenían mucho miedo de que unos jóvenes representáramos a sus marcas en México porque ellos le apostaban al típico socio que viste de traje y viene respaldado por alguna empresa muy grande. Pero eso estuvo muy padre, porque ahora esas empresas después de seis años son las que nos buscan más. El mismo que nos decía que no, ahora nos dice que nos quiere vender sus productos. Al final, creo que todos los obstáculos pueden superarse.

¿De qué países importan sus productos?

De los 4 continentes. Por ejemplo, de Europa importamos productos de Alemania y Austria. Nos llegan de Corea del Sur y de China, Israel, Canadá y Estados Unidos. Pero también hay algunas cosas que compramos aquí mismo en México.

Hace un año DM Solar apareció en la revista Forbes como una de las 30 promesas de negocios en México y ahora recibes el Premio Adolf Horn, ¿qué significa para ti?

Yo creo que los tres queríamos demostrar que las cosas sí se pueden hacer. De pronto, al emprender te encuentras con muchos obstáculos y piensas que no tienes dinero o que no sabes del mercado y hay muchos competidores.

Empezamos con 60 mil pesos que era todo lo que teníamos. Fue demostrar que todos esos paradigmas que hay detrás de ir por un sueño y emprender son más bien dificultades que uno mismo se pone para poder sacar adelante ese proyecto. Creo que somos el ejemplo de que por más que te bloquees, lo puedes lograr.

Ninguno de los 3 somos ingenieros. No sabíamos nada de energía renovable. Solo nos aventamos así, nos echamos el clavado y demostramos que sí se podía en una industria en la que se necesita mucho dinero.

 Platícanos la experiencia de haber recibido el premio al joven empresario del año estando a un lado de grandes empresarios.

Imagínate. Para nosotros el principal evento o lo que definía el premio era la entrevista previa con 7 empresarios de Jalisco. Eran negocios de mucho renombre y que para nosotros han sido ejemplo de lo que queremos lograr aquí en Guadalajara.

Estar con los siete, presentar tu empresa y que ellos la cuestionen de pies a cabeza. Que te pregunten si va a funcionar, eso no tiene precio. Es una buena mentoría.

Pero además, que los 7 hayan decidido elegirnos como el Empresario Joven del Año es muy gratificante. El Premio Adolf Horn es el mayor reconocimiento que puedes recibir en Jalisco.

Y la verdad, no lo hacemos por el premio. El ponernos en el mapa es para inspirar a más gente para que vean que sí se pueden hacer las cosas.

¿Cuál es el papel de los jóvenes empresarios en el próximo proceso electoral?

No lo vemos así, pero los jóvenes somos los que vamos a decidir. Nuestro papel es demasiado relevante.

Creo que el problema de nosotros los jóvenes es que nos dejamos llevar mucho por la pasión, por nuestras emociones. Pero las tenemos que dejar de lado, debemos estudiar las propuestas, hacer tu propio juicio, porque ningún candidato es mejor que el otro y sobre eso, ejercer el voto de manera consciente.

No le podemos echar la culpa a nadie más; estas elecciones son de los jóvenes y para los jóvenes.

¿Cuál crees que ha sido la clave del éxito de DM Solar?

(Reflexiona, sonríe y contesta) Tener un profundo respeto a la sociedad. A pesar de que los 3 socios somos muy diferentes, cada quien hace la parte que le toca. No nos asociamos por dinero, fue por los talentos que tenemos cada uno. Y en segundo lugar, algo muy importante: nuestro equipo de trabajo. Muchos de los que laboran con nosotros están desde que DM Solar inició.

Hay una frase que nos dijeron el día del speech (del Premio Adolf Horn): “Cuida a tus primeros empleados, porque van a ser los que harán que crezca o no la empresa”.

Por otra parte, creo que en nuestro caso y platicando con muchos emprendedores hemos llegado a la conclusión de que un emprendedor sin suerte, no es emprendedor. Suerte pero trabajada, pero sí la hay. Hubo momentos importantes en los que algo tenía que pasar… y pasaba (entre risas). No es suerte que te caiga del destino, sino más bien trabajada y porque siempre hemos hecho las cosas de manera recta.

¿Qué otros servicios ofrecen?

Tenemos un servicio integral. Somos la primera distribuidora de productos solares en México. Cuando llegas a DM Solar, nosotros no solo te entregamos el producto y ya. Como somos un producto más especializado, acompañamos a nuestros clientes.

Nuestro equipo de ingenieros capacita a personal de la CFE, a altos directivos de empresas que quieren aprender de energías renovables, a firmas que quieren entrar al ámbito de las energías limpias para certificarlas, asesorarlas y les enseñamos las mejores prácticas de la industria.

Otra cosa que hacemos es organizar una licitación privada con nuestros proveedores a empresas grandes en México que quieren instalar energía renovable en sus plantas. Actuamos como su agente regulador. Les ayudamos a elegir productos de calidad a los mejores precios y los certificamos.

¿Cuáles son los planes a futuro de DM Solar?

Ahorita estamos en una expansión muy agresiva aquí en México. Queremos consolidarnos como la empresa de energía solar más grande y seguir aprendiendo, porque nos falta mucho (risas). Tenemos oficinas en Monterrey, Guadalajara y en la CDMX. Estamos por abrir otro almacén en la capital del país. Ya estamos exportando a destinos como Jamaica, El salvador, Honduras y en Colombia, donde abriremos otras oficinas próximamente.

 ¿Qué compromiso tiene DM Solar para con la sociedad?

Tenemos un programa que se desarrolló aquí dentro de la empresa que se llama “Causas con luz”, que lo hacemos por medio de un concurso en el que invitamos a las asociaciones civiles privadas a que se inscriban y escogemos a 3 que cumplan con ciertos requisitos. De esas opciones, la gente elige a su favorita en redes sociales. Nosotros hacemos videos y les regalamos una planta solar para que por 25 años tengan energía solar y ese dinero, esos 20 mil pesos que pagaban de luz, mejor los utilicen para comida, medicinas o cualquier otra necesidad de la gente que atienden.

¿Qué hace DM Solar por el cuidado del medio ambiente?

Además de que tenemos una campaña de reciclaje, todos nuestros baños cuentan con un sistema de ahorro de agua y obviamente, tenemos páneles solares (se ríe). Somos autosuficientes casi al cien por ciento y eso también ayuda. Todo lo generamos a través de energías limpias. Cuidamos mucho las huellas de carbono cuando viajamos. Claro que tenemos mucho por mejorar, pero ahí la llevamos.  

¿Algún consejo para los jóvenes que buscan emprender?

Primero, y creo que es de los mejores consejos que me han dado: no hagas las cosas por dinero. El dinero nunca debe ser la prioridad, si tú haces una empresa por dinero, muy probablemente va a quebrar porque  solo estas buscando el dinero. El dinero es un fruto de lo que tú haces en tu trabajo. Y dos, algo muy trillado pero muy importante: sentir pasión por lo que haces, que sientas que te hierve la sangre, como cuando a nosotros nos hablan de energía solar.

 

 





ARTÍCULOS

RELACIONADOS

“Cuando alguien te dice que no se puede te está mostrando sus límites, no los tuyos”

Karen Herrera
16 febrero, 2018

Un proyecto totalmente saludable, comprometido con el comercio justo e irresistible para los paladares más exigentes

Karen Herrera
12 febrero, 2018

En México tenemos mucho talento, nuestros diseñadores son todos mexicanos y tenemos una sensibilidad especial que nos permite crear cosas increíbles

Karen Herrera
24 enero, 2018

RELACIONADOS