CRIT Occidente llega a la mayoría de edad

CRIT Occidente llega a la mayoría de edad

Entre los grandes retos a los que se han enfrentado está el tener que hacer cada vez más con menos recursos y menos manos.

PLAYERS of life
24 septiembre, 2018

José Ruiloba (Ciudad de México, 1955), director general de CRIT Occidente, ofreció un recorrido especial a las cámaras de PLAYERS of life para hablar sobre el trabajo que realizan en el centro de rehabilitación desde septiembre de 2000.

Septiembre es un mes importante para el Centro de Rehabilitación e Inclusión Infantil Teletón (CRIT) de Occidente, así como para su director general, el ingeniero José Ruiloba.

En un mes como este, pero del año 2000, Fundación Teletón y el ingeniero Ruiloba fueron parte de la inauguración del que en ese entonces fue el segundo CRIT del país y lo hicieron como parte de un equipo de trabajo que en su mayoría ha perdurado hasta la fecha.

“Desde sus inicios logramos reclutar a un grupo de gente entregada, sensible, capaz y profesional, con la que conformamos un equipo muy especial, que ama lo que hace, que es responsable y apasionada, y que tiene como motor principal el amor a los niños, niñas, adolescentes y sus familias que se atienden en el CRIT. Esto hace que su trabajo no sea solamente eso, sino un proyecto de vida. Trabajar al servicio de los demás, y en este caso concreto de las personas con discapacidad, que en su mayoría tienen recursos muy limitados y necesidades muy grandes”, recordó el ingeniero Ruiloba, quien está por cumplir 2 décadas como colaborador de Fundación Teletón.

A finales de los años 90, cuando la fundación apenas iniciaba, el ingeniero supo que esta tenía planes para abrir un centro de rehabilitación en Guadalajara y se acercó a ellos para involucrarse en el proyecto.

“Para mí representaba la oportunidad de trabajar profesionalmente en lo que siempre había deseado, pues era un proyecto que me permitía trabajar con un grupo de personas enamoradas de su país y preocupadas por preservar los valores propios de la mexicanidad, enfocándose en hacer el bien y en transformar a nuestra sociedad”, compartió el ingeniero.

“México lo necesita urgentemente. El país está muy polarizado, su riqueza está muy concentrada en pocas personas y hay muchísimas personas con grandes carencias y con gran necesidad de ser atendida y apoyada. Lo que sucede en nuestro país es responsabilidad de todos los que lo amamos y de los que aquí habitamos. Es importante acercarse y conocer la problemática de nuestros semejantes, porque estoy  seguro que, haciéndolo, la motivación a apoyar surgirá de forma espontánea”, reflexionó en torno a la participación ciudadana.

Entre los grandes retos a los que se han enfrentado está el tener que hacer cada vez más con menos recursos y menos manos.

“Gracias a la generosidad de muchísimas personas hemos logrado mantenernos en funcionamiento de forma ininterrumpida, aunque lamentablemente hemos tenido la necesidad de reducir el número de familias que podemos atender por jornada, limitándonos a un solo turno de trabajo.

“Otro reto ha sido mantener a un equipo de trabajo motivado y entregado al servicio de los demás, con niveles de capacitación y actualización adecuados para ofrecer la mejor calidad posible a nuestros usuarios. Nuestra filosofía es dar lo mejor del amor y lo mejor de la ciencia al servicio de la vida. Por eso es también importante mantener los niveles de conocimiento y tecnología a la vanguardia a nivel mundial. Nuestros pacientes merecen el mejor tratamiento posible y los mejores niveles de calidad en un entorno digno y adecuado a sus necesidades”, dijo el directivo.

Además, el ingeniero Ruiloba y sus colaboradores han hecho un gran esfuerzo durante estos 18 años para que el corazón de la gente que generosamente los apoya no se enfríe y para que el CRIT Occidente sea un referente para los demás centros de rehabilitación.

“En nosotros está la responsabilidad de compartir la experiencia y el conocimiento en favor de las personas con discapacidad. Tenemos que hacer las cosas bien, cumplir con los objetivos, los planes de trabajo y los lineamientos que nos marca el sistema CRIT”, precisó.

Fundación Teletón y directivos como el ingeniero Ruiloba saben que la gente necesita ver y convencerse de primera mano que el apoyo que va a entregar será bien utilizado y llegará a manos de quien sufre la necesidad, por lo que en conjunto han implementado distintas medidas para que la sociedad conozca y se involucre directamente en los 26 centros de rehabilitación, autismo o tratamiento del cáncer que forman el SIT (Sistema Infantil Teletón), a través de la campaña abierta: “Ven, Conoce y Decide”.

“Es muy importante trabajar en la educación de nuestra sociedad para lograr que el involucramiento en los apoyos y la participación en las causas sociales se conviertan en una actividad cotidiana y normal, tanto para personas físicas como para empresas en general”, acotó el directivo.

Actualmente también se encuentran trabajando en la forma de llevar el CRIT a algunas comunidades jaliscienses que lo necesitan. El año pasado hicieron unas jornadas médicas en los municipios de Jocotepec y Mazamitla, y este año tienen planeado hacer lo mismo en Tepatitlán y en algún otro lugar del estado.

Otro proyecto interesante que se inició en el evento de Teletón pasado es el de elaborar un censo de lugares públicos, desde el punto de vista de la accesibilidad; así como el tema de las certificaciones para poder acceder a los apoyos del Seguro Popular para los niños con discapacidad.

“A corto plazo tenemos el proyecto del Boteo anual Teletón 2018, así como el de concretar los distintos compromisos de financiamiento, ya que dependemos totalmente de esto para recabar los recursos necesarios para la sustentabilidad del centro”, profundizó el ingeniero.

En los pasillos de CRIT Occidente se ve la familiaridad y cordialidad con la que pacientes y equipo de especialistas trabajan día a día en este centro ubicado al sur del municipio de Guadalajara, y cómo el ingeniero Ruiloba es parte fundamental de los procesos que ahí se viven, pues las familias de los niños lo conocen y saludan mientras camina de un área de especialidad a la siguiente. Para muchos de ellos, como es el caso del ingeniero, son 18 años de estar al servicio de los demás y de trabajar por construir un mejor futuro para las más de 15 mil familias que han pasado por CRIT Occidente.

“La experiencia en el CRIT ha sido siempre, que cuando una persona, sin importar el nivel socioeconómico o cultural que tenga, se acerca a conocer lo que hacemos, invariablemente se siente motivada a ayudar de la manera en que sus posibilidades le permitan”.

Players Brief

  • CRIT Occidente arrancó operaciones el 29 de septiembre del año 2000.
  • Más de 15,300 familias se han visto beneficiadas por el centro.
  • 3.5 años es el tiempo promedio de estancia de las personas que son atendidas en el lugar.
  • Actualmente suman 158 colaboradores y alrededor de 120 voluntarios que reparten su tiempo a lo largo de la semana.

Para donativos en efectivo y en especie, pueden dirigirse o llamar por teléfono directamente al CRIT o también depositar en la cuenta de Fundación Teletón.





ARTÍCULOS

RELACIONADOS

Guadalajara es una ciudad con gran potencial de desarrollo tecnológico que se …

GUILLERMO RUBIO
27 febrero, 2019

Algunos lo supieron desde que eran estudiantes universitarios, otros cuando descubrieron las …

PLAYERS of life
26 febrero, 2019

Inspiradas en el folclor y las festividades mexicanas, Anita Cuevas, Gaby Luna …

GUILLERMO RUBIO
20 febrero, 2019

RELACIONADOS