Fernanda y Pedro Partida

Fernanda y Pedro Partida

Fernando Velasco
29 noviembre, 2016

Estuvimos en La Vaca Michuladas, en donde Sergio Partida, en conjunto con sus hijos Fernanda y Pedro quienes también trabajan en el lugar desde hace ya un par de años, nos contaron cómo nacieron estas creativas micheladas y cómo se convirtieron en un lugar icónico en la ciudad de Guadalajara.
La Vaca Michuladas nace en 2001 cuando Sergio Partida encontró un mercado no atendido en la ciudad, pues en ese entonces no existía Chapultec o Providencia como lo conocemos ahora. No había lugares en donde la gente pudiera asistir después de la escuela o la oficina a tomar algo y pasar un buen rato; por eso decidieron crear La Vaca, un nombre que se dio gracias a una graciosa visita a un rancho. El camino en el cual las micheladas fueron convirtiéndose en Las Michuladas comenzó cuatro años después debido a las exigencias de un cliente que pidió una michelada para llevar, pero quería acompañar su bebida también con algo de botana. Entonces surgió la idea de crear una bebida agradable a la vista, creativa, con mucho sabor y en un ambiente relajado, para todos.
La Vaca Michuladas es un lugar para hacer descubrimientos, se ha ganado un público fiel con una propuesta que causa empatía inmediata al entrar al establecimiento ya que todo el lugar está ambientado con una temática muy “manchada”, desde las paredes con murales  en donde encontramos una vaca luchadora, una vaca con cabeza de Trump y una vaca dj por mencionar algunas. Pero la verdadera experiencia  llega con las ya famosas Michuladas que pueden ir acompañadas de camarón seco o cocido, cecina o cueritos en una presentación única, la cuál además se encuentra registrada. Se trata de un tipo platón hondo de talavera fabricado y pintado a mano por artesanos de Guanajuato, en donde se vierte la cerveza, clara u oscura, y la mezcla secreta de salsas de la casa.
Y si te gusta el futbol ,aquí puedes ver todos los partidos, en especial los de Pumas ya que el lugar se ha convertido en el bar oficial de este equipo en la ciudad. Puedes pedirle al mesero la canción que quieras y pronto estarás escuchándola, si vas solo siéntate en la barra y terminarás conociendo personas increíbles.
El establecimiento se encuentra localizado en las 9 esquinas, un lugar en el centro de la ciudad con mucha tradición. Cuenta con estacionamiento gratuito para los clientes, pastillas de cortesía por si te da gastritis y una gran variedad de botanas que no faltarán en la mesa: palomitas, churritos, papitas y puedes tomar cacahuates de los bebederos para vacas; también puedes ordenar alitas, dedos de queso o bien pedir unos deliciosos tacos de barbacoa. La Vaca Michuladas tiene un horario corrido de 1 a 1, todos los días de año (excepto cuando hay ley seca).
   En estos casos, el boca a boca es el mejor aliado de un lugar tan singular, puesto que el cliente que entra por primera vez a La Vaca Michuladas no suele quedar indiferente. Todas las cosas deben ser descubiertas por alguien en algún punto. Habrá personas, quizá tú, que estén leyendo por primera vez sobre La Vaca Michuladas y que seguramente, como a nosotros, se le hizo agua la boca.




ARTÍCULOS

RELACIONADOS

LET Consulting Partner es una consultora mexicana de investigación y análisis sobre …

Yovanna García
6 agosto, 2020

Texto por: Polet Espinosa Crear es la motivación más importante para Antonio …

Juan Pablo Benavides
3 agosto, 2020

Aytana es una casa de arte textil que promueve la adquisición de …

Guadalajara
27 julio, 2020

RELACIONADOS