Ángela Orozco

Ángela Orozco

Una vida dedicada al cuidado de las organizaciones de asistencia social

Felipe H. Leal
1 abril, 2018

Hablar con Ángela Orozco es descubrir que la verdadera felicidad está en compartirse. Desde hace 17 años forma parte de la Junta de Gobierno del Instituto Jalisciense de Asistencia Social (IJAS), el único organismo público descentralizado del país que cuida y promueve los servicios de las instituciones dedicadas a la asistencia social, y año con año visita y supervisa a muchas de las asociaciones que tienen dadas de alta en el padrón del instituto. Actualmente preside la Comisión Asistencial y promueve el premio Juan I. Menchaca que IJAS entrega en conjunto con la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG) para difundir valores filantrópicos entre la población por medio de las artes. Con esto, Ángela no solo se ha convertido en testigo de la infinidad de historias que se dan en los diferentes rincones de Jalisco, sino en un agente de cambio que conoce dónde es más vulnerable la sociedad jalisciense y dónde hace falta canalizar más ayuda.

¿Hace cuánto que eres parte de la Junta de Gobierno del IJAS?

Desde hace 17 años formo parte de la Junta de Gobierno de IJAS. Un día me llamó don Germán Petersen, que en paz descanse, para platicarme qué era IJAS, cuando estaba de presidente de la junta de gobierno don Jaime Reynosa Bourillón, y después de una cálida plática con los dos, me integré al equipo de trabajo. Primero a la Comisión Asistencial, con Elena Watanabe y Anabela Urrea, dos mujeres de las cuales aprendí mucho, y más adelante me tocó colaborar con mi tía de cariño Pinky Corvera, con Maga Aranguren de Alfaro, Cristina Santana, y con muchas otra mujeres y hombres muy valiosos que dedicaban, y dedican, su tiempo, esfuerzos y recursos para trabajar con el instituto y con las asociaciones registradas con nosotros como asociaciones civiles o instituciones de asistencia privada. El trabajo es mucho, y de gran responsabilidad, pero el equipo de trabajo social en IJAS es maravilloso, y es un privilegio estar con mis compañeros de junta de gobierno. Ha sido una experiencia increíble ser testigo, y a veces parte de estos grupos de la sociedad que dedican todo su tiempo, esfuerzo, amor, dedicación y recursos a mejorar la calidad de vida de los demás, sin esperar nada a cambio.

¿Cuál podrías decir que es la historia o testimonio que más te ha impactado?

Ha habido tantos testimonios que no podría escoger solo uno. A pesar de que la mayoría de la gente ve esto desde la óptica de la tragedia, yo lo que encuentro es la solidaridad y la entrega. He sido testigo de las mayores pruebas de amor hacia el otro, de personas que entregan su vida para rescatar al de al lado, para quitarlo de una situación vulnerable, para darle de sí. En verdad es impresionante la cantidad de historias y testimonios que han enriquecido mi vida y me han hecho ser una persona mucho más agradecida, mucho más feliz. Un solo testimonio no es suficiente, pero algo que ha marcado mi visión, o mi vida, es precisamente la Unidad Asistencial para Indigentes (UAPI), una dependencia directa de IJAS que actualmente funciona como albergue para indigentes en situación de calle. Es una causa que me ha impactado profundamente en todos estos años porque me duele y me llama mucho la atención. Son personas que nos buscan en completa vulnerabilidad y que llegan con nosotros en estados físicos de maltrato extremo y también mental. Lamentablemente es una causa que la mayoría de la gente prefiere no ver, que hace como si no existieran, cuando la indigencia es todo un tema. Procuro ir con frecuencia, así como buscar fondos y recursos, porque, aunque la UAPI dependa de nosotros, mucha gente no nos aporta nada porque dice que es de gobierno, pero la realidad es que no es un problema solo de gobierno, sino de sociedad y gobierno.

¿Por qué crees que Jalisco es el único estado del país con un organismo público descentralizado que promueve, apoya y supervisa los servicios que realizan las instituciones dedicadas a la asistencia social?

En Jalisco tenemos al IJAS, algo único en todo México; sin embargo, existen los análogos, que se encuentran en otros 16 estados y que son las juntas de asistencia social privadas. Se reúnen cada seis meses en la Coordinación Nacional de Juntas de Asistencia Privada y Organismos Análogos (CONAJAP), y ahí, durante dos días, en unos seminarios, se platican las historias de mayor impacto, cómo le han hecho, y se comparte información de todos los estados. Pero definitivamente Jalisco tiene, bajo la supervisión de IJAS, un apoyo sistemático para las organizaciones. A las organizaciones, o a cualquiera en el estado, le sirve para recibir o dar donativos deducibles de impuestos, pues tienen que estar afiliados a nuestro padrón para hacerlo, y eso implica que también tengamos mayor vigilancia sobre ellas. Pero nuestra principal función, dentro de la comisión, es el apoyo, el fortalecimiento institucional, la organización, ser como la guía, el bastón y el brazo derecho de las organizaciones. Les ayudamos a bajar recursos estatales o federales, a conseguir fondos, a realizar co-inversiones, lo que necesiten en sus procesos.

¿Cómo están organizados al interior del IJAS? ¿Qué haces con ellos actualmente?

Soy parte de la junta de gobierno. Presido la Comisión Asistencial, que es la que se encarga de todo lo que tenga que ver con instituciones de asistencia social privada. Al interior del IJAS estamos organizados por equipos de trabajo, y así como está la comisión que yo presido, hay otras, como la Comisión de Vigilancia, que tiene que ver con los patios; la Comisión de Administración, que es la que lleva los números, las cuentas y los presupuestos; la Comisión del Premio IJAS y del Premio Juan I. Menchaca, un premio que me tocó impulsar y que se entrega desde hace varios años a cortometrajes, fotografías, dibujos y ensayos jaliscienses que incentivan valores que tienen que ver con asistir al otro. Prácticamente eso es lo que hacemos al interior del IJAS, una combinación de asistencia social y desarrollo social para apoyar a los demás en cualquier tipo de causa, situación de riesgo o vulnerabilidad. Las causas han crecido enormemente. Cuando yo tomé el cargo de la Comisión Asistencial, había en nuestro registro cerca de 270 asociaciones civiles en todo el estado, y ahorita tenemos alrededor de mil 79 en el padrón. Es un trabajo enorme, y una responsabilidad increíble.

¿Cuál crees que es el mayor reto de conocer a tantas personas, causas y organizaciones?

Los retos de IJAS, o de la institución frente a mí, son todos los días nuevos. Resolver la problemática o ayudarles a fortalecer las instituciones es todo un reto. De hecho, trabajar iniciativa privada, la Junta de Gobierno, asociaciones civiles y gobierno ya es, en sí, el mayor reto. Cada uno tiene una visión diferente, y poderla conjuntar a veces se complica; sin embargo, se ha podido hacer: es la prueba de que el trabajo en equipo funciona cuando se tiene voluntad y que nos ayuda a tener una mejor sociedad. Todos los días me pregunto qué pasaría si no existieran todas estas organizaciones, cuántos niños veríamos en desamparo en la calle, cuántas injusticias se permitirían, o dónde estarían todas estas personas de mucha vulnerabilidad, como los adolescentes, ya que existen pocas casas para ellos. Hay ciertas discapacidades que son más atendidas, o que hay más organizaciones viendo por ellas, pero aún hay causas que todavía no encontramos la manera de resolverlas. Afortunadamente los ciudadanos siempre están dispuestos a dar, y solo nos hace falta que más empresarios sepan que pueden ayudar, que no siempre es con dinero, como normalmente se piensa. Entregar un cheque es más fácil que aportar tiempo e ideas, y el simple hecho de estar con alguien o de cuidar de manera personal de una causa puede ser lo más valioso. Otro de los retos que tenemos es el fortalecimiento institucional de nuestra propia institución, y un uso más eficiente de los recursos públicos. Actualmente en la Junta de Gobierno tenemos a una directora operativa que es mujer y a la procuradora jurídica, la abogada de IJAS, que también es mujer. Las dos han hecho un gran equipo, así que en esto de equidad de género es una demostración de que las mujeres pueden estar en cargos importantes, con una gran honestidad, haciendo lo que se puede por los demás.

¿Qué le dirías a quienes todavía no encuentran una causa a la cual apoyar?

Definitivamente es largo el camino. Hay muchísimo por hacer todavía, hay muchísimas causas que aún no se atienden en el estado. Nos hace falta más cooperación de los ciudadanos, pero, sobre todo, de gobiernos más eficientes, eficaces y sensibles. Esperemos que cada vez entiendan más, y que se generen más políticas públicas que vean por los niños y adolescentes, que es un tema un tanto ausente en Jalisco. No tenemos mucho que ofrecerles, y ellos son los que siguen después de nosotros. Me gustaría que se redujera el presupuesto tan inútil que se le entrega a los partidos políticos porque con eso podríamos construir infinidad de cosas los ciudadanos.

  • 21 son los miembros que existen actualmente en la Junta de Gobierno de IJAS.
  • 1,079 es el número total de organizaciones afiliadas al padrón de IJAS.
  • Con 40 años de labores, Pinky Corvera de Charpenel es el miembro más longevo de la Junta de Gobierno.
  • Los miembros de la Junta de Gobierno de IJAS no son funcionarios ni servidores públicos, ya que son invitados a ocupar cargos honorarios en los que no perciben sueldo alguno.

“Me gustaría ver más ciudadanos comprometidos con su tiempo, con sus ideas y, sobre todo, que se permitan mirar al otro”.





ARTÍCULOS

RELACIONADOS

Ale y Ana Fernanda son dos chicas llenas de energía, apasionadas por …

GUILLERMO RUBIO
21 junio, 2018

Estudios y experiencia tanto dentro como fuera de la política: Se graduó …

PLAYERS of life
21 junio, 2018

Estudios y experiencia tanto dentro como fuera de la política: Nacido en …

PLAYERS of life
21 junio, 2018

RELACIONADOS