Deja de postergar

Deja de postergar

PLAYERS of life
29 marzo, 2018

“No esperes al momento perfecto, toma el momento y hazlo perfecto” Anónimo
Somos lo que hacemos y cómo actuamos. No importa lo que digamos, los hechos hablan más que mil palabras. Nuestro comportamiento es lo que indica la realidad. Podemos ser críticos o hacedores de las cosas,  y para serlo debemos esforzarnos y reforzar nuestros hábitos positivos.
     El presente es el único momento que tenemos asegurado para cambiar las cosas. ¿Eres de las personas que postergan todo para mañana? Esa lectura, ordenar el escritorio, el buró, mandar ese correo, limpiar el closet, etc. La realidad es que la mayoría de las personas postergamos cosas. El pensar “Sé que tengo que hacer esto… pero mejor lo hago mañana o después” es posponer. Nos engañamos para no actuar y a la larga esto nos genera frustración y desilusión.
      Gretchen Rubin afirma en su libro El proyecto de la felicidad, que una de las cosas que nos produce este sentis es dejar de postergar y hacer las cosas en el momento. Ella comenzó a aplicar la Ley de un minuto que consiste en no posponer ninguna acción que pueda realizarse en menos de un minuto. El impacto de realizar cosas pequeñas se acumula y produce un efecto maravilloso. Poner en orden las cosas nos da una sensación de calma y de positivismo.
      Posponer es una de las razones más fuertes de porqué no logramos nuestras metas. Si nos adentramos en sus motivos y las consecuencias, podemos conocer la realidad de los defectos que nos están dominando y que aunque parezcan inofensivos, nos impiden cumplir objetivos en nuestro día a día y generar cambios trascendentales. Si dentro de tu vocabulario diario se encuentra: “Quizás” o “Espero”, usualmente nos desentendemos de nuestra responsabilidad. El justificarnos y mentirnos a nosotros mismos se vuelve un hábito para calmar esa voz interior.
     La clave para trabajar es dejar de postergar, primero identificando el problema y la raíz de no colgar el abrigo en un gancho, poner la ropa en la ropa sucia, cerrar las puertas, etc.
     La sensación de vivir el momento te hará sentir pleno y feliz. Limpiar a tiempo los platos sucios o hacer la lavandería producirá un efecto de tarea realizada correctamente y esto es un “boost” para la paz interior y la autoestima. Cuándo te decidas a vivir al máximo cada minuto, aunque te cueste, tu actitud será diferente, más positiva, tendrás mucho mayor energía y te sentirás satisfecho contigo mismo.




ARTÍCULOS

RELACIONADOS

RELACIONADOS